Quédate sin casa

7
abril
2022

Quédate sin casa

Más de 20 personas denunciaron penalmente a la empresa Zenit Viviendas por jugar con el sueño de la casa propia.

Lxs daminificadxs entregaron como forma de pago automóviles y cifras millonarias, pero la constructora hasta ahora no cumplió con el contrato y los dejó sin techo.

La firma era publicitada en distintos programas televisivos de Córdoba como muestra de confianza, transparencia y seriedad.

Fraude en mano

En poco tiempo y en tan solo tres pasos, la empresa Zenit Viviendas propone alcanzar el sueño de la casa propia.

Contactarlos, elegir el sistema constructivo y escoger una forma de pago.

Hasta ahora, no cumplió con muchos de los contratos.

Hay más de 29 damnificadxs que denunciaron por estafa a la firma y a su representante, Martín Cuestaz.

“Vimos la propaganda en Canal 12 y tomamos la empresa como seria”

Patricia Oliva, damnificada

A pesar de comprometerse a entregar la casa “llave en mano” en pocos meses, las obras nunca avanzaron.

 “Cuando fuimos a realizar la demanda, preguntamos si había más denuncias. La empleada judicial salió con dos hojas tamaño oficio repletas de denuncias contra Martín Cuestaz”

Lorena Astudillo, damnificada

Gracias a la presión e insistencia, las víctimas consiguieron reunir todas las demandas que estaban dando vueltas en Tribunales II Distrito 2 Turno 6.

Según explicaron algunxs de lxs damnificadxs, antes la constructora estaba radicada en la calle Rivadavia al 600 de la ciudad de Córdoba, pero no funciona más allí.

Por ese motivo, enviaron una carta documento al domicilio que figura en redes sociales – Av. General Paz 250 de Villa Carlos Paz – pero regresó sin éxito.  

Nadie la recibió.

Lejos de brindarles una solución razonable y hacerse cargo de la situación, los responsables de Zenit Viviendas ponen excusas, los evaden, o simplemente no les atienden el teléfono.

...
Denuncia penal por estafa presentada por Ayelén Paloma.

...
Patricia Oliva también presentó una denuncia contra Martín Cuestaz.

Lobos vestidos de corderos

La mayoría de las víctimas de Zenit Viviendas llegaron por medio de la publicidad que vieron en diferentes programas televisivos de Córdoba.

Otrxs como Ayelén Paloma – una trabajadora de call center – se enteró por medio de una amiga de su novio que era vendedora de la firma y quien los convenció de comprar remarcándoles que la empresa “salía en Canal 12”.

A su vez, Eliana López – una ex empleada de la constructora – explicó que los domingos tenían que ir a ver uno de estos programas a la oficina o, directamente, ir al estudio por si necesitaban entrevistar a las vendedoras.

Con el circo en escena y apoyándose en figuras públicas conocidas, Zenit Viviendas consiguió que muchas personas entregaran motos, automóviles y cifras millonarias a cambio de tener su casa propia.

Ayelén, por ejemplo, canceló la totalidad de una vivienda de 65m2 en diciembre de 2020. En 30 días hábiles le iban a entregar la casa.

Al día de hoy, solo tiene el cascarón.

Con terreno propio, Natalia Suárez –  trabajadora independiente – decidió invertir la indemnización de su padre en septiembre del 2019. Pagó en total 1.000.140 pesos.

Pasaron dos años y no le terminaron la casa.

En el caso de Lorena Astudillo, necesitaba hacer una ampliación de 35m2 en su casa de barrio Altamira. Como forma de pago del 60% de la obra, puso su Palio valuado en 1 millón 130 mil pesos.

Debían entregarle la llave de la casa en febrero, pero nada de eso ocurrió.

“Me llamaron hace unas semanas para que pague las cuotas que me quedaban por transferencia”

Lorena Astudillo, damnificada

Patricia Oliva depositó 25 mil dólares por una vivienda de 100 m2 Steel Framing en la zona de Unquillo. Le dijeron que en 180 días le entregaban la casa.

Pasó más de un año y lo único que colocaron fueron las plateas.

Encima, Martín Cuestaz la convenció de pesificar el pago.

“El tipo se ha hecho millonario a costa de gente honesta”

Patricia Oliva

De acuerdo al testimonio de Eliana, a lxs vendedorxs les exigían que consiguieran señas de 50 mil pesos para arriba – o lo que tuviesen – y luego lxs compradorxs debían continuar con una entrega de entre 700 mil y un millón de pesos.

Si bien la joven renunció al poco tiempo de haber ingresado, comentó que le pareció extraño que no hubiese ningún arquitecto, ingeniero y contador en la empresa.  

Y, lo que es peor, nunca vio ninguna obra finalizada. 

...
Ni el esqueleto de la vivienda le construyeron a Patricia Oliva
...
Natalia Suárez, a pulmón, intenta terminar su casa luego de que Zenit no cumplió con el contrato

 Temas 

24
noviembre
2022

 Temas 

23
noviembre
2022