¿Quién fue el diputado que hizo que Alberto y Cristina se reencontraran?

El diputado del Parlasur, Eduardo Valdés, contó cómo fue que acercó a Alberto Fernández con Néstor Kirchner y quién fue el hombre que promovió el reencuentro entre el exjefe de Gabinete y Cristina. Sostuvo que los nombres de Alberto y Cristina en una fórmula “generaron una gran esperanza”.

 lunes, 20-mayo-2019

El exembajador argentino ante la Santa Sede es un dirigente muy cercano al actual precandidato Alberto Fernández.


La historia entre Alberto Fernández y el matrimonio Kirchner se movió siempre en los extremos. Desde ser carne y uña, como fue en la presidencia del santacruceño, a las fuertes diferencias que los separaron durante una década –consta en archivos que hoy se repiten en loop- hasta llegar a este presente donde Cristina hace un renunciamiento histórico al correrse de la candidatura presidencial basada, principalmente, en la confianza que tiene en el exjefe de Gabinete con el que recuperaron ”una profunda amistad”, según palabras del propio Fernández. Pero esa historia tuvo dos nexos: uno al comienzo, y otro para zanjar las distancias.

El que acercó a Alberto Fernández a Néstor Kirchner fue el actual diputado del Parlasur, Eduardo Valdés. “Alberto me pedía conocerlo a Néstor, era un obsesivo. ‘Presentámelo, presentámelo’, me decía. Había escrito una reflexión política y con ese pretexto se lo presenté. Fue impresionante: se conocieron y a los dos días parecía que se conocían de toda la vida”, reveló.



Además, el exembajador argentino ante el Vaticano también contó cómo fue que se gestó el reencuentro entre el exjefe de Gabinete y Cristina: “Juan Cabandié fue quien lo trajo a Alberto a conversar con Cristina. Cuando se reencontró con Cristina pasó lo mismo que con Néstor: a las tres horas parecía que nunca hubieran tenido diferencias”.

Valdés negó que Alberto Fernández pueda terminar siendo un caso similar al de Lenin Moreno en Ecuador, ya que “a diferencia de Lenin Moreno, Alberto es demasiado sincero, honesto y transparente” y que “cuando tuvo diferencias con Cristina, no las ocultó, se las dijo en la cara y se alejó”. “Lenin Moreno le chupó las medias a Correa despreciándolo, odiándolo, callado la boca y le clavó el puñal el primer día que asumió el poder”, recordó.

Cristina parece haber tomado nota de la vieja máxima de cuidarse de los leales a toda prueba –un kirchnerismo aplaudidor- y premiar a aquellos que tenían cuestionamientos del rumbo que se estaba tomando en algunos temas, en algunos de los cuales hoy la propia expresidenta admite errores (ejemplo: “Fue una ingenuidad”, dice hoy sobre el memorándum con Irán, que Alberto Fernández criticaba).

Según Valdés, las cosas que se dicen hoy de Alberto Fernández –que es un “desconocido” para el gran público o que nunca compitió electoralmente a nivel nacional- “son las mismas cosas que se decían de Néstor en 2003”. “Ante momentos tan difíciles, de tanta tristeza que está pasando la Argentina, los nombres de Alberto y Cristina en una fórmula generaron una esperanza muy importante”, concluyó.

Alberto, el rockero

Valdés contó un aspecto poco conocido del flamante precandidato: “Alberto escribe muy bien, es un gran escritor. Hasta escribe letras de rock, es muy rockero. Según Lito Nebbia, que es su ídolo, es bastante bueno”.