Quiero tener tu presencia

La asistencia del Estado continúa funcionando como un salvavidas para el sector privado. Con la extensión del programa ATP hasta el 31 de diciembre para los sectores “críticos”, 130 mil empresas solicitaron el beneficio en la última entrega y más de un millón de trabajadores cobraron el salario complementario del gobierno nacional.

 martes, 17-noviembre-2020

El Estado Nacional asistió a 130 mil empresas en la última edición del ATP: el 51% de la cantidad de firmas que recibieron ese beneficio en abril.


En un mundo convulsionado por los efectos de la pandemia, el regreso del Estado Benefactor significó una ayuda importante para la población. Si bien la pesada herencia – endeudamiento récord – del macrismo restó fuerzas, la asistencia del gobierno nacional funcionó como un salvavidas para los sectores de la economía. De los $870.000 millones invertidos, un buen porcentaje se destinó al programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), el cual fue extendido hasta el próximo 31 de diciembre y focalizado en las actividades “críticas”.

De acuerdo a un artículo de Página 12 , la ayuda del Estado continúa estando presente en el sector privado debido a que, si bien hay una reactivación económica, todavía se encuentra por debajo de los niveles pre-pandemia. Durante la última entrega – ATP 6 – 130 mil empresas solicitaron el beneficio y alrededor de 1,4 millones de trabajadores privados recibieron el salario complementario otorgado por el gobierno nacional. Estos últimos datos representan el 51% del total de compañías que percibieron la asistencia en el mes de abril y alrededor del 60% del total de empleados en el mismo período.

Para el ministro de Desarrollo Productivo de la Nación, Matías Kulfas, tanto la industria como el comercio tuvieron un repunte significativo, pero no así otros sectores como turismo, cultura, entretenimiento y gastronomía. De acuerdo a un informe presentado ante el Comité de Evaluación y Monitoreo del ATP, las empresas en ramas no críticas que no facturaron o facturaron la mínima, pasaron de 23% en abril al 8% en agosto. Sin embargo, para esta séptima edición del ATP, la industria del calzado, del libro, curtiembres y jardines maternales – entre otros – manifestaron su descontento con las nuevas regulaciones del Estado para otorgar la asistencia, argumentando que, apenas tuvieron mejoras, le quitaron el ATP y transformaron la ayuda en un crédito a tasa subsidiada que se torna “inviable” para algunos sectores.

Desde el gobierno nacional advirtieron que la asistencia continuará a través del Programa de Recuperación Productiva II (Repro II) en el que se otorgará una suma mensual de $9.000 por cada relación laboral activa de la empresa beneficiaria y tendrá una duración de dos meses.