Renunció a la guardia hospitalaria por la falta de conciencia de la gente

El doctor Marcelo Lemus renunció a su cargo en la guardia de un hospital público en Entre Ríos ante lo que definió como "conducta irresponsable" de las personas en el peor momento de la pandemia. "Así no se puede trabajar", dijo y contó que vio la convocatoria de una estudiante de medicina a una fiesta clandestina en Facebook.

 Lunes, 11-enero-2021

Marcelo Lemus es médico y renunció a la guardia en el hospital de San José, en Entre Ríos, cuando vio la falta de conciencia en las reuniones y la convocatoria a fiestas clandestinas en las redes.


Un médico clínico que atendía en la guardia del hospital de la localidad de San José, en Entre Ríos, renunció a su cargo luego de observar que había cada vez más reuniones sin distanciamiento, contingentes de jóvenes que llegaban a la ciudad sin cuidados y convocatorias a fiestas clandestinas en las redes sociales, una de ellas organizada por una estudiante de medicina.

“Desde las 8 de la mañana hemos visto alrededor de 12 pacientes con signos de covid, más la necesidad de atender a todas las personas que vienen al hospital público. Acabo de renunciar a la guardia, se lo acabo de comunicar al director. Esto se está convirtiendo en un lío que va a terminar en un caos si la gente no entiende que tenemos que cuidarnos entre todos”, dijo en un mensaje que se difundió y viralizó en las redes sociales y agregó que el punto más grave es en el grupo etario de jóvenes y adolescentes. “El gobierno comenzó a restringir pero la gente se sigue juntando, no tiene conciencia de lo que está pasando y la gente de salud se está cansando. Yo soy uno de los tantos y no voy a seguir corriendo riesgos por los inconscientes y los irresponsables que no saben que esto es grave y es serio. Ha muerto cantidad de enfermeras, médicos y gente que trabaja en la salud por dar todo para que ahora dejen de cuidarse en el peor momento, más la irresponsabilidad de las autoridades que no saben qué hacer con la pandemia. Así no se puede trabajar. No me vo a quedar callado y hacerme cómplice de este desastre”, agregó.

En una entrevista radial con Aljenadro Bercovich, Lemus contó que su trabajo en la guardia del hospital público es como monotributista, que las guardias se cobran $500 la hora y se pagan a los dos meses de realizadas, en un escenario de precarización laboral que terminó de agotarlo al observar el comportamiento de la gente.

“Tuvimos un estricto control los dos primeros meses y no tuvimos problemas hasta la apertura de la temporada. Las fotos de las playas con 300 chicos juntos te lo dicen todo. Tres micros con 50 chicos cada uno, vinieron de Paraná, bajaron en la terminal todos juntos, son los que están generando los contagios. Lo entiendo, son jóvenes, es la edad de divertirse, pasarla bien, pero estamos en una situación muy especial. Si las víctimas fueran los chicos, ¿qué dirían ellos si nosotros los mayores funcionamos sin cuidados?”, reclamó. “Vi en Facebook el posteo de una chica de 24 años, futura médica, que convocaba a una fiesta clandestina. Es responsabilidad del gobierno tomar algunas medidas, pero no podemos echarle toda la culpa por la falta de la educación de la gente”, concluyó.