Salta para atrás

Desde hoy y por 14 días, las ciudades y departamentos más poblados de la provincia de Salta regresaron a fase 1 de aislamiento por el colapso del sistema sanitario. "Quedó un sistema precario. En nueve meses no podemos hacer magia ni milagros", dijo el gobernador Gustavo Sáenz.

 lunes, 21-septiembre-2020

Los ocho departamentos más poblados de Salta volvieron hoy a fase uno de aislamiento y por 14 días.


Con un mensaje grave y cargado de señalammientos a la gestión de su antecesor, Juan Manuel Urtubey, Gustavo Sáenz anunció el regreso a fase 1 de aislamiento social preventivo y obligatorio para los ocho departamentos más poblados de Salta. “Me ha tocado en estos meses comunicarle decisiones duras, impopulares, pero es la situación la que me lleva a hacerlo”; dijo, y agregó que “hace nueve meses que estamos en una situación epidemiológica, que dejó evidenciado un sistema de salud totalmente precario. Trabajamos fuertemente para robustecerlo, pero en nueve meses no podemos hacer magia ni milagros”.

De esta manera, el nuevo ASPO salteño implementa casi todas las medidas restrictivas del comienzo de la pandemia, pero dejó habilitada la continuación de actividades recreativas individuales y el funcionamiento de locales gastronómicos para retiro en tienda y envío a domicilio.

“Lamentablemente hay que disminuir la circulación, evitar el transporte público. Hoy la medida es quedarse en la casa”, dijo Sáenz, pero agregó que no habrá “cuarentena eterna” en la provincia. En el centro de la crisis, la falta de recursos humanos para asistir a los pacientes es la gran fisura del sistema sanitario y que puso a la vista la profundidad de las desigualdades entre las provincias pobres y las más ricas. “Nuestro sistema de salud dejó al desnudo las grandes asimetrías que hay con el gobierno central, con el centro del país, realmente el sistema precario de desinversión de décadas esta evidenciado. A nivel nacional discuten unos y otros por lo que le sobra y nosotros no peleamos por lo que nos falta. Desde Salta tenemos que enarbolar esa bandera, para que el federalismo que se pregona también se practique. Que esta pandemia deje esa enseñanza, para no tener que estirar la mano como mendigo, sino que nos den lo que corresponde”, dijo en un segmento del discurso, pero sin mencionar la gestión insuficiente de los recursos recibidos.