Salvar cada empleo

Macri nombró a un ex empleado de Socma para que presida el Ente Nacional de Comunicaciones. El año pasado el abogado se había quedado sin el trabajo que desempeñaba en la empresa de la familia del presidente.

 viernes, 24-mayo-2019

Después de nombrar aOscar Zabalaga, ex abogado empleado de las empresas de la familia Macri, ahora será parte del directorio del Enacom


Con un decreto publicado esta semana en el Boletín Oficial, Mauricio Macri terminó de hacer efectiva la incorporación de Oscar Zabalaga al directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y de esta manera volvió a tener entre sus filas a uno de sus empleados más fieles.

Es que Zabalaga se había quedado sin el trabajo que por casi 30 años había tenido en las empresas del grupo Socma, de la familia Macri, y entre las cuales desempeñó un rol central en Sideco y más tarde en Autopistas del Sol, concesionaria desde 1993 de los peajes del acceso norte a la CABA.

Abogado de profesión y muy cercano a los Macri durante toda la vida, Zabalaga salvó de esta manera su trabajo y contribuyó a las estadísticas de recuperación del empleo que tanto desvelan al presidente. Cabe recordar que el año pasado, la presidencia del Enacom quedó a cargo de Silvana Giudici, ex diputada radical y feroz opositora a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual que se sancionara durante el gobierno de Cristina Fernández y que se modificó por decreto del Poder Ejecutivo durante los primeros meses de la gestión de Cambiemos.

Especializado en derecho administrativo y administración pública, Zabalaga compartirá la mesa de decisiones del Enacom también con Agustín Garzón, Heber Martínez, Miguel Giubergia, Claudio Ambrosini y Guillermo Jenefes, con quienes tendrá que definir cuestiones centrales de la gestión del organismo, como la deuda de casi mil millones de pesos con medios comunitarios y populares.

Según el presidente de la mesa nacional del Foro Argentino de Radios Comunitarias (Farco), Pablo Antonini, es urgente que el directorio del Enacom defina la situación de “la postertgadísima y devaluadísima línea de gestión”, que está pendiente desde 2017 y que abarca “una deuda de más de mil millones de pesos que el gobierno nacional retiene de fondos que son para programas, equipamiento, gestión, infraestructura de medios comunitarios, indígenas y de frontera dispuestos por ley; es decir, que no están sujetos a la voluntad de un gobierno”.

A comienzos de mayo, representantes de radios y medios comunitarios se manifestaron ante el Enacom para reclamar el pago de los fondos. “Vinimos a cada espacio de diálogo que se abrió, nos sentamos y charlamos, pero los compromisos que se asumen no se cumplen. Nosotros no evaluamos voluntad o intenciones, evaluamos resultados en todo un universo de cosas que tienen que ver con la aplicación de la Ley vigente”, dijo Antonini en ese contexto y se refirió a la diferencia en el trato que reciben los grandes multimedios y los obstáculos que enfrenta el sector comunitario a la hora de reclamar por los presupuestos asignados por la ley. “Silvana Giudice está hace un año presidiendo el organismo, nosotros somos los representantes del sector que teóricamente debería ocupar el 33% del espectro y todavía no le conocemos personalmente la cara a la presidenta del organismo”, agregó entonces Antonini.