Schiaretti y la República de Córdoba

Juan Schiaretti presentó la ‘lista corta’ en el congreso del PJ provincial y dio libertad de acción a sus votantes: “Que cada cordobés elija al candidato a presidente que sea de su preferencia”. Dijo que sus diputados “son los que dan garantía de defender la provincia”, aunque votaron todas las leyes del ajuste.

 viernes, 21-junio-2019

Schiaretti presentó la lista que encabezará Carlos Gutiérrez, secundado por Claudia Martínez y Oscar González.


“Córdoba no es una isla, ni es el cordobesismo”, dijo Juan Schiaretti en su discurso triunfal tras las últimas elecciones provinciales, donde logró la reelección por amplia diferencia. Ahora, el gobernador se mostró con un discurso absolutamente provinicialista. “Los únicos que le dan garantía al pueblo de Córdoba de que van a votar y van a defender a la provincia son los diputados nacionales de Unión por Córdoba”, dijo Schiaretti. El gobernador fundó su propio cordobesismo.

Al revés de De la Sota, cuando acordó con Cristina bajar la lista de diputados en 2011, Schiaretti presentará una lista corta, sin pegarse a ningún candidato a presidente luego de la implosión de Alternativa Federal. La supuesta garantía que dan los diputados schiarettistas es la de votar todas las medidas de ajuste que propuso el gobierno nacional.

“Cuando hay grieta, se exacerba la pertenencia partidaria. Es importante que en estas circunstancias, tal cual lo decidió este congreso partidario vamos con lista corta para defender a Córdoba. Y es la lista de Córdoba sin ninguna duda”, indicó el gobernador. En realidad, se le filtró un fallido con contenido histórico: dijo “lista corda”, que hace justicia con la línea conservadora de su espacio (como la Corda Frate).

Por último, el gobernador dio libertad de acción a sus votantes para la elección presidencial. “Es importante que cada cordobés pueda elegir el candidato a presidente que sea de su preferencia”. Y después machacó: “Primero está Córdoba por sobre todas las cosas. En el peronismo cordobés no hay disciplina partidaria que valga: para nosotros primero Córdoba, segundo Córdoba y tercero Córdoba”.

Schiaretti ganó, festejó, negó ser macho alfa de Alernativa Federal, vio desintegrarse el peronismo disidente que construyó, se encerró y ahora inauguró su neocordobesismo. Sin candidato a nivel nacional, radicalizó su provincialismo. Un Schiaretti cordobesísimo.