Señor juez, apure su motor

Menos de una semana estuvo detenido Jorge Adrián Cardozo acusado de abusar sexualmente de su hija, a pesar de haber quedado comprometido luego de la declaración de la niña en cámara Gesell y de haber admitido el delito en unos audios en donde su ex pareja reconoció su voz. Pero el juez Javier Mafucci Moore consideró que estas pruebas no eran suficientes, autorizó su liberación y señaló que no se puede “salir a tontas y a locas a querer satisfacer reclamos del vulgo o de los pelafustanes de siempre”.

 jueves, 20-agosto-2020

La declaración en cámara Gesell de la niña y los audios en donde admitía el delito no fueron suficientes para mantener detenido a Jorge Cardozo, acusado de abuso sexual contra su pequeña hija.


“Por favor, ¡¿alguien quiere pensar en los niños?!”, dice desesperada un personaje de la serie Los Simpsons en un reconocido capítulo. Desde algunos representantes del Poder Judicial, todo indica que la respuesta sería negativa. En menos de una semana, el juez Javier Mafucci Moore decidió liberar a Jorge Adrián Cardozo que permanecía detenido desde el domingo pasado, acusado de abusar sexualmente de su hija de cinco años. A pesar de que había quedado implicado tanto por la declaración de la niña en cámara Gesell, como por los audios en donde él mismo admitía haber cometido el delito – y cuya voz fue reconocida por la ex pareja – el magistrado consideró que no había pruebas suficientes para mantenerlo en prisión.

Aplicándole sólo una “restricción para acercarse a su hija” mientras se desarrolla la investigación, el juez de Garantías de Esteban Echeverría desplegó una serie de argumentos retrógrados que ponen sobre la mesa la imperiosa necesidad de que los funcionarios judiciales cuenten con una formación con perspectiva de género y de protección de los derechos de les niñes y adolescentes. Según publica Página 12, el Reconocimiento Médico Legal que se le realizó a la niña habría determinado que “no hubo acceso carnal”, lo que provocó la desestimación del resto de las pruebas que sí confirmarían el delito de abuso sexual.

Como si esto fuera poco, el magistrado cargó contra el accionar de la fiscal Magdalena González y el rol de los medios de comunicación en estos casos. “No se puede salir a tontas y a locas a querer satisfacer reclamos del vulgo o de los pelafustanes de siempre”, le retrucó a la funcionaria. Además, en la resolución Javier Maffucci Moore explica que la justicia debe manejarse con “serenidad y seriedad” y “no dejarse llevar por los apuros propios del prime time de la caja boba, o la ansiedad del periodismo malsano por conseguir algún titular escandaloso”.

En junio de este año, el mismo juez rechazó tres pedidos de Daniela Cortes, quien había denunciado en abril a su ex pareja, el jugador de fútbol Sebastián Villa, por violencia de género. Si bien el informe médico confirmó que la joven presentaba signos de maltrato físico en su cuerpo – edemas y equimosis en cabeza, brazo y muslo – el magistrado autorizó al delantero de Boca Juniors a viajar al exterior mientras continúa el proceso judicial en su contra.