Sergio, el chico de la novela

La convención del Frente Renovador dejó todas las puertas abiertas y un fuerte guiño de Sergio Massa para Alberto Fernández y el kirchnerismo. ¿Cómo queda el escenario de cara al cierre de listas? “Esto es como una novela latinoamericana de la cual recién hemos visto los primeros capítulos”, graficó el consultor Gustavo Córdoba.

 viernes, 31-mayo-2019

Sergio Massa y su esposa, Malena Galmarini, lloraron con el discurso de Graciela Camaño en el Congreso del Frente Renovador.


El capítulo del culebrón electoral que escribió ayer Sergio Massa disparó distintos análisis: desde aquellos que ya dan por hecho un acuerdo con el kirchnerismo hasta aquellos que ratifican que seguirá en Alternativa Federal. “Hay que seguir hablando de escenarios no definidos. Lo único cierto hasta aquí es el traslado de votos desde Cristina hacia Alberto Fernández. Todo lo demás es incertidumbre”, aseguró el consultor Gustavo Córdoba, quien subrayó que “las negociaciones se cierran el 22 de junio” y no hay que dar nada por cerrado.

Para el encuestador, Massa todavía tiene la opción de ir solo si no llegan a buen puerto las negociaciones con el kirchnerismo o que integre Alternativa Federal. También planteó la posibilidad “de que el residual de Alternativa Federal haga un acuerdo con el Gobierno”. “Desde la presentación del video de Cristina Fernández, la velocidad que tomó la política argentina es inusitada. Pareciera que la elección cordobesa ocurrió hace 15 meses, pero fue hace 15 días”, añadió.

“Esto es como una novela latinoamericana de la cual hemos visto recién los primeros capítulos”.

Gustavo Córdoba, consultor y encuestador

Desde la perspectiva de Córdoba, “la estructura de Massa en provincia de Buenos Aires le dijo ‘vos podés acordar o no con el peronismo, pero nosotros sí vamos a acordar’” y ese es un punto clave ya que “no se puede tener un sueño presidencial sin la provincia de Buenos Aires”. “Massa tiene una de las llaves para definir la elección, la otra la tiene Lavagna. Pero Massa tiene la más importante porque, aún con la mitad de su caudal electoral, si hace un acuerdo con Alberto Fernández, es muy probable que la elección se defina en primera vuelta”, analizó Córdoba.

Por otro lado, destacó que el traslado de votos de Cristina a Alberto Fernández “es un fenómeno muchas veces buscado y muy pocas veces logrado”. En los últimos tiempos, Córdoba destacó el ejemplo de Arabela Carreras, que era candidata a vicegobernadora de Alberto Weretilneck, pero tuvo que pasar al frente en la lista cuando el gobernador fue impedido de presentarse a la reelección. “Cristina logró, además de trasladarle sus votos a Alberto Fernández de manera casi completa, cambiar las reglas de juego del escenario presidencial. El gobierno nacional tenía preparada una campaña exclusivamente para confrontar con ella y de pronto le cambiaron el protagonista”, sostuvo Córdoba.

“Esto es como una novela latinoamericana de la cual hemos visto recién los primeros capítulos”, concluyó Córdoba.

Alternativa Federal, un espacio debilitado

Si se confirma el alejamiento de Massa y la no participación de Lavagna, el peronismo acuerdista vería agonizar sus chances electorales. “Quedaría reducido a Pichetto y Urtubey. Es muy magra la cosecha electoral a la que pueden aspirar, deberían ampliar sus horizontes. El tiempo para la candidatura de Schiaretti ha pasado”, indicó Córdoba.

El macrismo no encuentra reacción

“Hay un alto grado de improvisación estratégica en el gobierno. Estamos viendo el error de no haberle dado el desdoblamiento a Vidal y a Rodríguez Larreta.. Hubieran tenido garantizado el territorio más importante, una reserva por si pierden la Nación y Vidal estaría libre para hacer campaña”, manifestó Córdoba, y agregó que “no previeron lo que hizo Cristina” y que “la ratificación casi diaria de la candidatura de Macri” podría perjudicarlo.