“Si alguien robó, fue Vicentín al Estado bobo y cómplice que construyó Mauricio Macri”

A contramano del cacerolazo organizado por el intendente de Avellaneda, sede de la compañía Vicentín, el diputado santafesino Carlos Del Frade asegura que la medida del gobierno nacional llegó para salvar 7.000 empleos directos y más de 21.000 indirectos en el interior de la provincia. "Las consignas que quieren volver a la 125 solo le sirven a los que quieren una Argentina conservadora con privilegios para pocos", aseguró.

 jueves, 11-junio-2020

El diputado, historiador y periodista Carlos Del Frade analizó el rol de las multinacionales y las comparó con el accionar que desplegó La Forestal en el norte de Santa Fe.


El anuncio de la intervención y expropiación del grupo Vicentín, la cerealera que fue la principal aportante en la campaña de Mauricio Macri y sobre el final de la gestión de Cambiemos tenía una deuda de 21.000 millones de pesos con la banca pública, logró desplazar de la escena al coronavirus y acaparó la atención y el debate de opiniones.

Entre las voces que se levantaron para apoyar el anuncio de Alberto Fernández está la del diputado santafesino Carlos Del Frade, que definió la medida como “un antes y un después”.

“No tengo nada que ver con el justicialismo pero en la política es fundamental la generosidad y reocnocer lo que está bien. Si no somos generosos en la política, qué le queda a la vida privada de la gente. El lunes hubo un antes y un después porque antes del anuncio del presidente, 7.000 trabajadores directos de Vicentín, más 21.000 indirectos, tenían angustia por no saber qué iba a pasar a partir del lunes con sus puestos laborales. A partir del lunes, el presidente les dijo que les garantizaba sus puestos. Un después”, dijo en una entrevista con Nada del Otro Mundo.

Del Frade agregó que hay 2.368 acreedores, en su mayoría pequeños productores agropecuarios, que no tenían certezas sobre cómo iban a recuperar la soja o el dinero estafado por la compañía. “Ahora hay una promesa de devolución. A partir de eso, lo que viene es la gran discusión. Vicentín es una empresa que llegó a facturar 118.000 millones de pesos, 224.000 por minuto, tuvo ganancias en su último balance presentado el 31 de octubre de 2018, de 30.000 millones de pesos y sin embargo hoy tiene 1.350 millones de dólares de deuda, porque de acuerdo a una causa que se está tramitando en Paraguay fugó dinero y le debe al Banco Nación 300 millones de dólares”, agrega.

Sobre los dichos del intendente de Avellaneda, Dionisio Scarpin, quien aseguró que el gobierno “quiere robar Vicentín”, Del Frade responde categóricamente: “Es al revés. Si acá hay alguien que robó fue Vicentín al Estado Nacional porque le robó 300 millones de dólares al Estado bobo y cómplice que construyó Mauricio Macri a través del Banco Nación”, dijo y agregó que la discusión necesita de información, “no consignas que quieren volver a la 125, profetas del odio berreta, que solamente le sirven a aquellos que quieren una Argentina conservadora, con privilegios para pocos y no con la idea de construir una síntesis entre Estado, cooperativas, trabajadores, productores, que probablemente alumbre una Argentina mucho mejor de la que tenemos”.

Según Del Frade, las movilizaciones y cacerolazos de protesta también responden a la misma lógica de una grieta política arengada por el jefe municipal. “Creo que mucha gente puede tener la idea de que la participación del Estado es nociva para la vida cotidiana. La movilización la organizó el intendente con gente que trabaja en Vicentín, presionada, con mucho miedo a perder lo poco que tiene y con ningún trabajador aceitero. Está claro que los trabajadores están a favor. Además se juegan intereses políticos mezquinos, que quieren agitar una especie de nueva épica de lo que fue la 125”, definió y dijo que en la tensión “claramente aparece eso que se denunció como el oprimido que termina teniendo los valores del opresor. Eso sigue existiendo porque seguimos siendo tercer mundo y necesitamos una descolonización mental muy profunda que todavía no se ha hecho”.