“Si gana Cristina habrá aislamiento”

Al igual que Durán Barba, el senador Miguel Pichetto es el jugador elegido por los grandes medios para limar a la expresidenta en el universo peronista. Con frases temerarias y macartistas, ayer se postuló para ser candidato a Vicepresidente de Lavagna, en una hipotética candidatura de Alternativa Federal en octubre.

 miércoles, 27-marzo-2019


En sus libros “El Arte de Ganar” y la “La Política en el Siglo XXI”, el estratega comunicacional de Macri, Jaime Durán Barba, propone que al enemigo político hay que atacarlo como sea y que no importan los argumentos, porque los ciudadanos son “primates” que actúan movilizados por la emoción y no por la razón.

Con esa máxima del marketing político, siempre atacó a CFK con definiciones provocadoras, buscando el impacto mediático. La última fue que si ganaba el kirchnerismo el país se encaminaba a una guerra civil.

Su espejo en el universo político es Miguel Angel Pichetto, el peronista que trabaja de oficialista sin importar si el que gobierna es el partido que lo llevó al Congreso. El autor de “Cristina y Kicillof impusieron un régimen stalinista”, la “Argentina era un soviet”, “va a haber un baño de sangre si vuelve el kirchnerismo”, ayer volvió a la carga con “si gana Cristina habrá aislamiento”.

Ubicado en Alternativa Federal, el jefe del bloque de senadores del PJ dijo estar recorriendo como candidato a presidente junto a Massa y Urtubey, pero soltó que podría conformarse con ser “ser vicepresidente o nada” de Lavagna, en caso de que el exministro decidiera finalmente saltar a la cancha.

Al tiempo que reconoció que Macri “tuvo algunos aciertos”, cuestionó duramente a Unidad Ciudadana: “La expresidenta se equivocó cuando armó ese partido de izquierda que se llama Unidad Ciudadana porque, si se quedaba en el peronismo, ella tenía 35 puntos, más los 6 de Randazzo, eran 41”.

Ejercitando el terrorismo mediático, dijo que Cristina “por ahora está jugando dentro del sistema democrático, pero qué pasaría si gana es otro análisis… Podría haber un proceso de aislamiento de Argentina”.

Lejos de ponerse al servicio del tan mentado “proyecto de unidad nacional”, Pichetto trabaja para dividir a la oposición. Como Macri.