“Si Macri se mete en Córdoba es porque juega para Schiaretti”

El compañero de fórmula de Ramón Mestre rechazó de plano la posibilidad de que el presidente influya en la interna cordobesa. “Cambiemos necesita un service”, repitió como un eslogan, y dijo que “si no hay militancia para controlar 1.400 mesas cerremos y apaguemos la luz”. Las próximas horas podrían ser claves en una disputa que no baja la temperatura.

 miércoles, 6-marzo-2019

Carlos Briner junto a Mauricio Macri. Hoy dijo que el presidente juega para Schiaretti.


El intendente de Bell Ville, Carlos Briner, es la figura menos conocida entre quienes protagonizan la interna cambiemista en Córdoba, que está más caliente que nunca, con declaraciones cruzadas de ambos lados. Sin embargo, Briner dejó declaraciones picantes en diálogo con Nada del Otro Mundo. “Estos dimes y diretes que tienden a frenar la interna. La Casa Rosada interfiere y me parece a mí que está jugando para Schiaretti”, lanzó.

En esa dirección, el bellvillense manifestó que “al presidente lo cuidamos desde Córdoba”, al tiempo que se jactó: “En Bell Ville, le hicimos cinco elecciones. Anoten: la primera la ganamos por 25 puntos y la quinta por 35 puntos, todas en las 101 mesas”. Y remató apuntando otra vez contra la Rosada: “Estamos jugando para el presidente, pero que no se meta en Córdoba. Porque si no, me da a entender que juega para Schiaretti”.



Briner repitió como un mantra que “Cambiemos necesita un service” y que “la UCR tiene las piezas necesarias, tiene fuerza y se despertó”, por lo que pidió una “fórmula radical pura”. Adelantó que, si se rompe la interna, ambas propuestas podrían presentarse por separado. Y que eso desde la mirada de Buenos Aires no es inocente: “El único beneficiado sería el gobernador. A Macri le conviene que Schiaretti gane porque divide el peronismo en dos aguas”.

En cuanto a la disputa con la fórmula que encabeza Mario Negri, el precandidato a vicegobernador dijo sentirse “dolido” por los dichos el diputado –“quieren hacer una interna a lo Maduro”, había expresado- porque se trata de “un amigo personal con el que hasta hace 15 días gestionamos en YPF el tema de las pelotas de fútbol de Bell Ville”.

En cuanto a las posturas que señalan que las internas podrían no realizarse por cuestiones logísticas o presupuestarias, Briner fue tajante y sostuvo que “tenemos 700 internas en el lomo y nunca pasó nada”. “Son apenas 1.400 mesas. Si no tenemos militancia para cubrir 1.400 mesas cerremos y apaguemos la luz. La tenemos y de sobra. No busquemos chicanas: vamos a votar, es lo más puro y los más anti-Maduro”, concluyó.