“Si no cambian, se vienen los fantasmas del 2001”

El senador Fernando ‘Pino’ Solanas dijo que ve “muy mal” el futuro de la Argentina a partir de la crisis económica. Pidió “cambiar el modelo”, privilegiando la producción por sobre la especulación financiera. Además, dijo que el gobierno tiene “una soberbia y sordera monumentales”.

 viernes, 31-agosto-2018

Pino ve que la Argentina va camino a un desastre similar al que él mismo cronicó en "Memorias del saqueo".


Pino Solanas, en su faz de cineasta, puede decir que fue uno de los cronistas del desastre que terminó de estallar en el 2001 con su película “Memorias del saqueo”. Hoy, que quienes capitanean el barco nacional –para usar una metáfora a lo Frigerio- ponen proa hacia ese mismo destino, el ahora senador mostró su preocupación: “No se puede gobernar con una soberbia y una sordera monumentales. Lo que hay que cambiar es este modelo”.

“¿Cómo puede salir adelante un país cuyo modelo es atacar el déficit con ajuste y con deuda? No se les pasa por la cabeza que lo tienen que atacar relanzando la producción”, señaló Solanas. Sería hacer marcha atrás en la decisión del gobierno de reprimarizar la economía y concentrar todos los esfuerzos en el mundo financiero, el terreno en el que se benefician los especuladores. Para Solanas “tiene que haber un modelo de producción, de protección de la industria, que acabe con las importaciones y que genere riqueza”.



Observador agudo de sus tiempos –característica que está explicitada en su filmografía aunque no tanto en su carrera política-, aseguró que “esto ya lo vimos en la Argentina” y consideró que “el gobierno no escucha”. “Estamos en una situación de emergencia que ha generado pánico en la ciudadanía. Argentina cada 10 o 12 años quiebra. No basta con que el gobierno saque un ministro”, remarcó, haciendo referencia a los rumores de que habría cambios de nombres en el gabinete.

Además, apuntó contra las increíbles declaraciones de Marcos Peña –“no estamos ante un fracaso económico”- y dijo que “esto es un fracaso monumental”. “No pudieron controlar la inflación. Pedían inversiones, venían acá y el Banco Central les decía: ‘Pueden invertir acá, en las Lebacs’. Tienen que hacer un cambio rotundo”, opinó.

Solanas reclamó que el gobierno convoque al diálogo y haya “una concertación con las fuerzas de la producción, los sindicatos y los partidos políticos”.

“Si no cambia el gobierno, si no baja del caballo de la soberbia y dialoga para llegar a un acuerdo básico, yo lo veo muy mal a esto. Cuando digo muy mal digo los fantasmas del 2001 y todas esas cosas”, cerró Pino.