Si no se sufre, no vale

Instituto ganó por primera vez en condición de local y mostró pasajes de muy buen fútbol aunque sufrió de manera innecesaria ante un gran Defensores de Belgrano que vendió cara la derrota.

 sábado, 22-septiembre-2018


Y una noche de primavera, la primera de este 2018, la “Gloria” volvió a enamorar a sus hinchas. Es que, el equipo de Franco volvió a mostrar pasajes de muy buen fútbol y consiguió un triunfo que le permiten enderezar el rumbo en un campeonato que comenzó complicado para los de Alta Córdoba. Segunda victoria consecutiva que lo acomoda en la tabla de posiciones y aunque el torneo recién comienza el panorama ya es distinto al de hace unas semanas.

Instituto sabe levantarse en las más difícil, y lo demostró una vez más este viernes por la noche. El cotejo comenzó complicado; la visita se puso en ventaja en una de las primeras situaciones del partido de la mano de Ezequiel Aguirre, uno de los destacados del “Dragón”. El empate no tardó en llegar. Afranchino les ganó a todos en un córner y puso el partido en tablas. El empate trajo tranquilidad y le permitió al equipo soltarse en el campo de juego.

A partir de ahí, los albirrojos fueron una tromba. El 2 a 1 también llego por la vía del córner. Vegetti dio vuelta el partido con un anticipo de cabeza tras el tiro de esquina y desató la alegría en la multitud de hinchas que acompañó al equipo. Eso no sería todo; la “Gloria” le sacó el jugo a la pelota parada en el primer tiempo. Endrizzi capitalizó un despeje fallido luego de un tiro de esquina y con un remate fortísimo venció al arquero Velazco. Instituto se iba con una ventaja de dos goles al descanso y con buenas sensaciones por el juego desplegado.

El segundo tiempo arrancó con la misma tónica. Instituto dominando las acciones y llegando con peligro al área rival. Pero una vez más se repite lo que viene siendo una constante en estas cuatro fechas, la contundencia en ofensiva se contrasta con las dificultades que muestra el equipo de Franco a la hora de retroceder.

El descuento de Defensores llegó justamente de esa manera: el equipo volcado en ataque, una pelota mal entregada en tres cuartos de cancha y un rival que sale de contra a toda velocidad. Aguirre condujo el contragolpe y cuando la jugada pedía pase, el número siete sorprendió a todos con un remate cruzado que dejó sin posibilidades a Chiarini. El equipo de Fabián Nardozza se ponía nuevamente en partido y la preocupación envolvió a todo el estadio.

A falta de 15 minutos para el final, Vegetti cambió penal por gol y parecía que liquidaba las acciones; pero la visita no se iba a entregar fácil; cuando el cronómetro marcaba 44 minutos, Fernández apareció en el área luego de otra desatención defensiva y puso el partido 4 a 3. El hincha albirrojo no lo podía creer y los fantasmas comenzaron a sobrevolar el Monumental. Defensores de Belgrano intentó con más ímpetu que juego llegar al empate pero no lo iba a lograr. Fue victoria finalmente para el equipo de Franco que suma de a tres por segunda fecha consecutiva y se acomoda en la tabla de posiciones.

No quedan dudas que hay mucho por mejorar. Instituto muestra dos caras, una cuando ataca y otra totalmente distinta cuando defiende. Darío Franco y el hincha glorioso lo saben pero aún así: ¿Quién les quita la ilusión?.