“Si nos definen como enemigos, siempre hay tiempo para salir a quemar puentes”

Eduardo Buzzi, ex dirigente Federación Agraria, admitió que hay menos tolerancia con la actual gestión que con el macrismo. Dijo que lo principal es saber “para qué es la plata” y remarcó que “a nadie le gusta que le pongan más contribución”. Afirmó que hay que “darle una oportunidad a la política” para ver si quieren dialogar y definir al campo como aliado porque todavía “hay tiempo para salir a hacer quilombo”.

 lunes, 16-diciembre-2019

Eduardo Buzzi, reconocido dirigente rural durante el conflicto por la 125 en el año 2008, volvió a escena y dijo que espera que la actualización en las retenciones anunciada por el gobierno nacional "no vuelva a profundizar la grieta"


“No es que a nosotros no nos gusta pagar impuestos, lo que no nos gusta es estar en primera fila”. Esa fue la frase que recuperó del dirigente rural cordobés Humberto Volando el productor agropecuario Eduardo Buzzi, ex integrante de la Mesa de Enlace durante el conflicto por la 125 en el año 2008. En diálogo con el programa Nada del Otro Mundo, sostuvo que la gente tiene razón en marcar el descontento “porque a nadie le gusta que le pongan más contribución”, en referencia a las asambleas que ya hubo en todo el país luego de que el sábado saliera publicada en el Boletín Oficial una actualización de las retenciones al campo.

El ex titular de Federación Agraria señaló que hace 18 años que hay retenciones y que la gran pregunta del campo es “para qué” quiere el gobierno ese dinero. En ese sentido, aseguró que durante estos años les sacaron 100 mil millones de dólares y no hubo inversión en rutas, obras de riego, ni soluciones para las inundaciones. “¿Para qué fue la plata? Hubo una etapa de despilfarro con el populismo y en este último tiempo la plata fue para la joda financiera”, aseguró. Por otro lado, admitió que hubo mucha más tolerancia con el macrismo que con este incipiente “albertismo” y dijo que hay que darle una oportunidad a la política. “Veamos si tienen la grandeza de discutir y definen al campo como aliado. Ahora si nos definen como enemigos, siempre hay tiempo para ocupar los puentes y salir a hacer quilombo”, disparó.

Buzzi, recientemente procesado por cortar rutas en el año 2008 – algo que el presidente Alberto Fernández calificó como un “disparate” – explicó que la medida anunciada por el gobierno puede poner en riesgo la rentabilidad del pequeño productor. Según detalló, los precios internacionales no son buenos, los costos argentinos son altos, y si llegara a haber retraso en el tipo de cambio, quienes “tienen campos de 200 hectáreas en zonas agrícolas cordobesas, santafesinas y bonaerenses, van a estar complicados”. “No se puede tratar igual a los que son distintos”, argumentó. De esta manera, manifestó que estas retenciones molestan, pero que molestaban mucho más las del 2008 porque “había crecimiento a tasa china” en contraste con la situación de emergencia social actual. “Esperemos que no volvamos a profundizar grietas”, concluyó.