suscripcion alreves.net.ar

Siento, luego desestabilizo

Desde que el gobierno nacional activó el debate sobre el reordenamiento de la Justicia y el aporte extraordinario de las grandes fortunas, la oposición política de Juntos por el Cambio no para de sentir. Hace algunas semanas, Mario Negri dijo que había “olor a 125” y anoche Martín Lousteau - casualmente el autor de dicha resolución - advirtió que “ya escuchaba cacerolas”, luego del anuncio presidencial sobre el redireccionamiento del 1% de los fondos de CABA hacia la provincia de Buenos Aires.

 Jueves, 10-septiembre-2020

El senador de Juntos por el Cambio, Martín Lousteau, aseguró anoche que "ya escuchaba cacerolas" luego del anuncio que realizó el presidente Alberto Fernández como solución al levantamiento que mantuvo la Policía Bonaerense durante tres días consecutivos.


Mientras el oficialismo demoró varios meses en activar el debate en el Congreso acerca del reordenamiento de la Justicia y el tratamiento del aporte extraordinario de las grandes fortunas, los principales representantes de la oposición política no tardaron ni un día en manifestar su rechazo a ambos proyectos, aún sin conocer el contenido.

Hace tres semanas atrás, el presidente del Bloque de la UCR en la Cámara de Diputados, Mario Negri, afirmó que había “olor a 125” con respecto a la Reforma Judicial. Anoche, en otro capítulo protagonizado por los “sentidos”, Martín Lousteau – autor de la resolución a la que hizo referencia el diputado cordobés – aseguró que “ya escuchaba las cacerolas”, luego del anuncio del presidente Alberto Fernández sobre la redistribución del 1% de los fondos coparticipables que recibe la Ciudad de Buenos Aires para destinarlos a la provincia de Buenos Aires, en el marco del reclamo salarial de la Policía Bonaerense que mantuvo en vilo la institucionalidad del país durante tres días.

“Es peligroso que la solución que propone el presidente sea una solución política que acrecienta la grieta”, opinó el ex ministro de Economía durante una entrevista con TN. “Yo estoy sentado en mi casa y estoy escuchando ya cacerolas”, agregó. “¿Muchas cacerolas?”, preguntó el periodista Nicolás Wiñazki. “No sé, estoy con la ventana cerrada porque hace un poco de frío, pero escuchaba cacerolas. Y a medida que la sociedad entienda cómo fue que se resolvió esto, va a haber protestas”, advirtió el senador de Juntos por el Cambio. Hoy en diálogo con Radio Mitre consideró que la medida representaba un “episodio más de la degradación y el delirio” y señaló que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires “tiene que ir a la Corte Suprema”. “La Justicia se tiene que despertar”, precisó.

Porteño-centrismo oportuno

La defensa irrestricta de los recursos de CABA también fue ejercida por otros dirigentes de Juntos por el Cambio, como Patricia Bullrich – quien no realizó declaraciones durante el levantamiento policial -, Federico Pinedo y el cordobés Mario Negri, entre otros. “El proyecto del peronismo es muy simple: que la Capital y los distritos más avanzados se transformen de nuevo en el conurbano”, sostuvo el diputado Fernando Iglesias. “El gobierno de los Fernández odia a los vecinos de la ciudad”, lanzó la legisladora bonaerense Graciela Ocaña. Cabe destacar que la Ciudad de Buenos Aires representa casi el 8% del padrón electoral nacional, ubicándose detrás de Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires. Además, desde el año 2007 es gobernado por el Pro.