Siga el baile al compás del covid

La Municipalidad de Crespo autorizó una fiesta con 500 adultos mayores, sin distanciamiento social ni barbijo. El intendente de Juntos por el Cambio, Darío Schneider, justificó el descontrol aduciendo que los clubes necesitan financiarse con este tipo de “peñas” y que la gente estaba contenta por volver a tener la oportunidad de divertirse. La localidad tiene menos de 20 respiradores.

 Miércoles, 31-marzo-2021

Alrededor de 500 personas participaron de una fiesta, sin distanciamiento social y sin barbijo, que fue autorizada por el municipio de Crespo.


Crespo es una localidad de Entre Ríos que se ubica a 40 km de Paraná y está a 500 km de Uruguay. De los 20 mil habitantes, 500 personas – la mayoría adultos mayores – estuvieron en un festejo el sábado pasado en el “Club de los Abuelos”, en donde bailaron sin barbijo ni distanciamiento social.

A raíz de que una persona se descompensó y tuvo que ser hospitalizada – pero luego regresó a la fiesta – la enfermera que concurrió al lugar, Lorena Ferrari, denunció el evento en redes sociales. “Sentí que se burlaban de los que tuvimos que poner el cuerpo en el período más crítico, donde vimos personas morir, con los ojos desencajados por escasez de oxígeno, con angustia por la incertidumbre de que no sabían que pasaría con sus familiares”, escribió.

Lo cierto es que la “peña” contaba con la autorización del municipio a cargo de Darío Schneider quien, en declaraciones a Telefé, dijo que no había sido “el único evento que se había realizado en la ciudad”. Minutos después y en la misma entrevista, aseguró que era “el primer evento de estas características” en la localidad.

Más allá de la contradicción, el intendente de Juntos por el Cambio “lamentó” el descontrol, pero justificó lo sucedido. “Estas instituciones se financian así y tuvieron un 2020 sin ingresos”, adujo situando la economía por sobre la salud. “Aparte, ustedes escucharon cómo la gente agradecía la posibilidad de volver a tener una situación de encuentro y compartir. Es algo bueno y hay un riesgo que se toma”, admitió.

El intento por suavizar la responsabilidad gubernamental colisiona con la realidad que se vive en los centros de salud de Crespo. El mismo Schneider reconoció que el hospital no cuenta con respiradores y que, entre las dos clínicas privadas, hay menos de 20 respiradores. “Recién se está vacunando a los adultos mayores de 70 años”, detalló la enfermera Lorena Ferrari en diálogo con Canal 9. “La situación es grave. Sólo tenemos 6 camas para covid con tubo de oxígeno”, concluyó la trabajadora.