Sin apóstoles ni milagros

El negacionismo de la pandemia por parte de Jair Bolsonaro no sólo provocó que uno de cada mil brasileros haya perdido la vida, sino que el descontento social derivó en que el actual mandatario acumule más de 60 pedidos de juicio político. La última petición la realizó un grupo de líderes religiosos que integran la iglesia católica, protestante y evangélica.

 miércoles, 27-enero-2021

A pesar de que Jair Bolsonaro ganó las elecciones con el apoyo de las iglesias, líderes católicos y evangélicos pidieron un impeachment contra el actual presidente brasilero.


“Soy Mesías, pero no hago milagros”, se animó a responder socarronamente Jair Bolsonaro ante las elevadas cifras de infectados y muertos por coronavirus que registraba Brasil en abril del año pasado. Luego de 9 meses, la situación del vecino país no mejoró: hoy acumula más de 218 mil muertos y más de 8 millones de infectados. Desde hace dos semanas, los hospitales de Manaos sufren la falta de oxígeno y el colapso sanitario: en sólo siete días, más de mil personas murieron en sus hogares producto de la “gripezihna”.

El negacionismo de la pandemia y la desastrosa gestión por parte del presidente ultraderechista derivó en un descontento social que alcanza el 40%. Además, acumuló 63 pedidos de juicio político que buscan su destitución. La última petición fue presentada por 380 líderes católicos, protestantes y evangélicos y 17 movimientos cristianos. En el documento, acusan al mandatario brasilero de cometer “crímenes de responsabilidad”; de violar las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades sanitarias; de promover aglomeraciones; y de obstaculizar la campaña de vacunación en el país, entre otras denuncias.

A pesar de que Jair Bolsonaro recibió un importante apoyo de parte de la iglesia y, principalmente, de los evangelistas que representan el 29% de todos los brasileros- un 61% planeaba votar por él en el año 2018 – hoy estos “apóstoles” están abandonando a su Mesías. Sin embargo, la última palabra corresponde a la Cámara de Diputados que continúa dilatando el proceso contra el presidente. El próximo lunes se renovarán las autoridades de ambas cámaras en el Congreso, pero los posibles sucesores de Rodrigo Maia no consideran oportuno un impeachment en este momento, a pesar de que el pésimo manejo de la pandemia dio como resultado que uno de cada mil brasileros muera de covid, ubicando a Brasil como el segundo país en el ranking mundial de la fatalidad.