EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Sin drama por la deuda

El vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, aseguró que “estamos cumpliendo” con las metas del FMI y que la deuda argentina en relación al PBI está “en un nivel razonable”. Ese índice, que era de 52,6 % en 2015, hoy ronda el 100 %. Además, el gobierno sigue tomando deuda: hoy hubo una emisión por 40 mil millones de pesos.

 Lunes, 11-febrero-2019

Andrés Ibarra dio una conferencia de prensa junto al Canciller, Jorge Faurie.


El Gobierno parece no reaccionar ante el problema más grave de nuestra economía. La deuda, que será un condicionante central de la política económica argentina de los próximos años, es de aproximadamente un 100 % del PBI, el doble que al comienzo de la gestión de Macri. A pesar de esto, el vicejefe de Gabinete, Andrés Ibarra, se mostró despreocupado y dijo que “el gobierno está llevando adelante un plan que implica endeudamiento” y que la deuda está “en niveles razonables”.

Ayer, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), difundió los datos del “Balance Preliminar para las Economías de América Latina y el Caribe”, que muestra que Argentina es el país de la región con más alto índice de deuda sobre PBI con 77,4 %. El estudio sólo abarca hasta el primer desembolso del FMI por 15 mil millones de dólares. A eso falta agregarle los siguientes desembolsos del organismo de crédito y las nuevas emisiones de deuda del gobierno.

“Para nosotros, la deuda ronda el 100 % del PBI”, aseguró Arnaldo Bocco, del Observatorio de la Deuda Externa de la UMET. El portal Infobae publicó datos de la consultora LCG que ubican esta relación en 97,7 %. Los datos, a grandes rasgos, son coincidentes. Según la CEPAL, en 2015 el nivel de deuda de Argentina alcanzaba sólo el 52,6 % del PBI.

“La Argentina se comprometió a aplicar un duro ajuste fiscal orientado a alcanzar un balance fiscal equilibrado para 2019. Como consecuencia, la deuda pública nacional bruta aumentó en forma considerable durante el segundo trimestre de 2018 y alcanzó un 77,4% del PIB, cifra 20,3 puntos porcentuales del PIB sobre la del cierre de 2017”, dice el informe de CEPAL.

En unas declaraciones difíciles de creer, Ibarra admitió que, antes del comienzo de la gestión Macri, “la Argentina tenía una bajísima relación deuda-PBI”, pero lo postuló como un dato negativo, ya que sostuvo que “como en cualquier organización, la posibilidad de potenciar el crecimiento a través de deuda es un hecho significativo”. “Nosotros desde el inicio del gobierno generamos una credibilidad que el país no tenía”, celebró. Lo cierto es que la posibilidad que tuvo nuestro país de endeudarse se debió a que la deuda fue reestructurada y pagada en gran parte. Cuando el macrismo llegó, utilizó todo el margen que tenía nuestro país y los mercados internacionales –aunque Ibarra invoque “la credibilidad generada”- cortaron el chorro del financiamiento. Por eso se acudió al FMI, como admitió el propio Macri.

Arnaldo Bocco refutó lo dicho por Ibarra y aseguró que el nivel es razonable o no “dependiendo del superávit comercial y la capacidad de pago”. “Sin generación de dólares genuinos, el 10 % (de deuda sobre PBI) ya es una barbaridad”, expresó, a lo que ejemplificó que Italia tiene un nivel de deuda altísimo pero genera superávit comercial: “Tiene 50 millones de visitantes turísticos que gastan 1.600 dólares al día”.

La llegada de los jefes

Ibarra también habló sobre la visita de la misión del FMI. Admitió que habrá reuniones y se refirió a las metas planteada por el organismo: “Estamos cumpliendo”.