Sin resto para pedir prestado

Les prestan $6.000 y devuelven siete cuotas de $1.200, pero igual piden prestado en financieras para pagar deudas o servicios. En las entidades no bancarias aseguran que la demanda de créditos personales es muy alta. Pero se otorgan menos, porque la gente no tiene margen en su cuenta sueldo para endeudarse más.

 lunes, 12-noviembre-2018

Los salarios no alcanzan y los márgenes de endeudamiento son mínimos, además de que es carísimo.


La tasa bancaria por las nubes no frena la desesperación de la gente que toma créditos personales para pagar deudas, cancelar la tarjeta de crédito, pagar las facturas del gas o la luz o simplemente para llegar a fin de mes.

TDesde una financiera con presencia nacional que trabaja con empleados públicos provinciales indicaron al portal Al Revés que “viene muchísima más gente que el año pasado a consultar por créditos, pero no se los podemos otorgar porque no tienen disponibilidad de saldos en sus cuentas”. En esa financiera, por un préstamo de $6.000 se devuelven siete cuotas de $1.900. Es decir, se devuelve el 121% en siete meses.

“Nosotros podemos prestar en base a las extracciones bancarias: al empleado le depositan el sueldo, el Banco de Córdoba le debita lo que debe debitar y, sobre lo que queda disponible, nosotros podemos prestar. El problema es que ahora tienen mucho menos disponible que el año pasado y le podemos prestar muy poco. Hay gente que tenía muy buen disponible y ahora está sin resto, porque tiene la tarjeta muy abultada o ya ha tomado préstamos en el banco”, indicó la fuente.

Por otra parte, el empleado de otra entidad no bancaria confirmó la misma tendencia: “La demanda sigue alta. Nosotros visualizamos los débitos que tiene la persona, y se calcula su margen crediticio. Ha bajado mucho el margen, la gente está endeudada y tiene la tarjeta muy cargada”, afirmó el informante, que al igual que el anterior habló a condición de no ser identificado. En ambos casos se trata de financieras cuyos clientes son empleados del Estado, para quienes en última instancia el sueldo funciona como garantía de pago.

Según datos oficiales del Banco de Córdoba, en octubre de 2018 creció un 45% la toma de préstamos en relación a octubre de 2017, pese a que la tasa para este tipo de operaciones está en el 58% anual o más. Se prestaron 3.700 millones de pesos, aunque el 80% fue para empresas provinciales. “Los clientes están muy complicados, no llegan a fin de mes, pagan el mínimo de las tarjetas de crédito o piden préstamos para ponerse al día”, indicó una fuente que trabaja en ese sector, que también comentó que la morosidad en el pago del resumen de la tarjeta de crédito “se duplicó” en relación al año pasado.

Tarjeteo

Con respecto a las operaciones con la tarjeta oficial del Banco de Córdoba -Cordobesa- las operaciones en octubre crecieron un 33% con respecto a doce meses atrás, con un volumen de 1.800 millones de pesos.