“Smartmatic tiene más prontuario que currículum”

El Ejecutivo Nacional tiene hasta hoy a las 13.30 para responder al pedido del Frente de Todos para que la empresa no participe de los comicios. Beatriz Busaniche, especialista de la fundación Vía Libre que advirtió sobre la vulnerabilidad del sistema que implementará la empresa contratada por Mauricio Macri para el escrutinio provisorio, explicó los riesgos de manipulación que afectan al conteo de los votos.

 miércoles, 7-agosto-2019

Smartmatic tuvo desempeños fallidos en muchas de sus participaciones en comicios de todo el mundo, como en el caso de Finlandia, donde hubo que realizar el escrutinio nuevamente.


Hasta hoy a las 13.30 el Poder Ejecutivo tiene tiempo para responder al amparo que presentó el Frente de Todos para retirar a la empresa Smartmatic del escrutinio provisorio de los votos durante las PASO del próximo domingo.

Así lo determinó la jueza electoral María Servini y le puso plazo y forma a la obligación que tiene Mauricio Macri de dar su opinión sobre el reclamo presentado por los partidos que participarán de los comicios. “Previo a todo trámite, córrase traslado de la presentación efectuada por la Alianza Frente de Todos Orden Nacional al Estado Nacional- Ministerio del Interior Obras y Servicios Públicos y Vivienda de la Nación debiendo contestar con plazo hasta el día 7 de agosto del corriente año a las 13.30 horas”, ordenó la jueza.

El Ministerio del Interior, a cargo de Rogelio Frigerio, es quien debéra expedirse ya que es quien es la autoridad que rige la Dirección Nacional Electoral. Los cuestionamientos al sistema contratado por el Ejecutivo, que desde estas elecciones reemplazará a la empresa Indra, tienen como fundamento las vulnerabilidades comprobadas del software que aplicará Smartmatic y que no fue entregado a los partidos, a pesar de estar vigente la obligación de hacerlo con 30 días de anticipación a los comicios.

Por este motivo, el Frente de Todos, que participa con la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández, presentó un amparo para que se “deje sin efecto la aplicación del proceso de digitalización de los telegramas de escrutinio de cada mesa, transmisión y contabilización de los resultados provisorios”, dice el documento y solicita además la designación de interventores judiciales “para presenciar todos los procesos técnicos de escrutinio el día de la elección y para la realización de auditorías y el apartamiento inmediato de la empresa Smartmatic”, que es quien transmitirá los datos de cada mesa al Correo Central.

Desde la Fundación Vía Libre, Beatriz Busaniche advirtió sobre las posibilidades de que se produzcan manipulaciones del conteo provisorio de los votos. “No confiamos en la empresa contratada, tuvo fracasos en los procesos en los que intervino. Nos merece nula confianza la empresa para el escrutinio provisorio, que es Smartmatic, y la transmisión de telegramas que debe realizar”, dijo la especialista. “El Poder Ejecutivo Nacional está actuando con una total irresponsabilidad en relación al escrutinio provisorio. Contrataron una empresa que tiene más prontuario que currículum”, agregó, en una entrevista con FM 102.3.

“El software debería estar a disposición de los partidos y eso no ha ocurrido, fue justificado por Adrián Pérez porque el software todavía no estaba listo. Estamos sorprendidos por el nivel de negligencia de los organismos”, agregó en diálogo con Radio Cooperativa. “Vemos un problema en la transmisión de los telegramas de los colegios al centro de cómputos. En el trayecto, en el escaneo y la recepción, se le cambia el formato. Hay un proceso de cambio que nadie supo explicar y hay una ruptura de la trazabilidad de la información. Si hay una falla involuntaria, imaginemos, se puede trabar la cola de ingresos de telegramas”, dijo.

Desde Consenso Federal también reclamaron por las irregularidades y falta de confianza en el sistema y Daniel Pires, apoderado del partido, solicitó que se vuelva a aplicar el sistema tradicional. “Nadie nos comunicó nada de que se hayan hecho auditorías del programa de Smartmatic. Tenemos que tener una estructura paralela para ver si el gobierno no está manipulando los datos”, dijo.