Despejado

31°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

“Sólo la mitad de mis pacientes quedó con los remedios gratis”

Un médico de cabecera del PAMI aseguró que los pacientes y sus médicos "hacen malabares" con el tema de los medicamentos. La canasta básica de la tercera edad está en $26.043 y la jubilación mínima en $9.300, pero sólo acceden a los remedios gratis los jubilados que tienen un solo haber y sin casa propia. Con una cápita de 500 pacientes, el profesional gana $32 mil mensuales. "Es la mitad que el visitador médico", sostuvo.

 Jueves, 6-diciembre-2018

El PAMI es negocio para muchos, pero no para los pacientes y los médicos de cabecera.


“De cada diez viejos que atiendo, solamente cinco tienen los medicamentos gratis. Con los últimos cambios, sólo la mitad de mis pacientes quedó con los remedios gratis. Yo tengo una cápita de 500 pacientes, y creo unos 100 de mis pacientes están en condiciones de pagarse los remedios. El resto tiene que ahorrar hasta de la comida para poder comprarlos”.

La frase corresponde a un médico de cabecera del Pami que atiende mensualmente a unos 300 pacientes y que, según comentó al portal Al Revés, ve cada día cómo sus pacientes se empobrecen por la quita de prestaciones y las bajas reales de los haberes jubilatorios.

El médico que habló con este medio prefirió el anonimato por razones obvias. Dijo que las autoridades del Pami “se fijan en el Facebook” de los médicos de cabecera, que son los profesionales que tiene a cargo la atención primaria de los pacientes, en consultorio y a domicilio, y luego derivan o no a los centros de mayor de complejidad.

“Pami bajó de cinco a cuatro los medicamento gratis. Ahora es solo para los que tienen un sólo ingreso. Yo tengo pacientes que ganan dos mangos: casi todos con la mínima y el 50% son mujeres con la jubilación de ama de casa, pero si además tienen una pensión, o una casita propia, también pierden el derecho a los medicamentos gratis. Hacemos malabares”, señaló el profesional.

El cálculo es sencillo: la jubilación mínima en diciembre está en $9.300. Dos haberes suman $18.600, pero la llamada canasta básica mensual de la tercera edad llegó en noviembre a los $26.043, según los últimos datos de la Defensoría de la Tercera Edad.

Menos que un visitador médico

Un médico Pami que tiene una cápita de 500 pacientes cobra unos $32 mil mensuales, paga que incluye las visitas domiciliaras fuera del horario de trabajo. Por cada consulta en consultorio son $70. “Nos están pagando lo mismo que cuando el dólar estaba a 20 pesos. Un visitador médico gana el doble que un médico de cabecera. Ademas, las cápitas siempre se pagaron tarde, pero ahora está más atrasado que nunca, siempre a mes vencido”, reclamó el médico que trabaja en un centro de jubilados de la periferia.

Otro tema que marca el deterioro de la atención a los viejos, es ADI, el sistema de Asistencia Domiciliaria Integral. “Ahora nos hacen pedirlo a nosotros, los médicos de cabecera, y nos presionan para que no autoricemos la asistencia domiciliaria bajo amenazas de sanción. A estas empresas de ADI también les demoran muchisimo en pagar, y ellos demoran los pagos a sus médicos, que también son médicos PAMI”, señaló.