“Sólo, sin que nadie lo notara, se hundió”

Así describió la muerte de Santiago Maldonado el juez Gustavo Lleral, en el fallo que absolvió al gendarme Echazú, el único imputado. El magistrado dijo que Santiago falleció por “una sumatoria de incidencias” sin responsables. La familia Maldonado develó que el juez les adelantó el fallo y dijo que estaba siendo extorsionado para cerrar la causa.

 viernes, 30-noviembre-2018

Santiago Maldonado, una mirada que quedará como un símbolo político y de época.


Finalmente, el círculo de impunidad terminó de cerrarse en el caso Santiago Maldonado, cuya cara quedará como un símbolo de lucha, como recuerdo de la política represiva de este gobierno y como certificado del funcionamiento oscuro de la Justicia argentina. El juez Gustavo Lleral cerró la causa por la muerte de Santiago, absolvió al único imputado –el gendarme Emmanuel Echazú- y dejó un hecho que conmovió al país sin responsables.

El juez reconoció que la muerte de Santiago se produjo mientras huía de la represión de Gendarmería, que había entrado sin autorización al Pu Lof de Cushamen (hecho al que el juez no hace referencia), luego de despejar la ruta. Sin embargo, Lleral indicó que los hechos “no constituyen delito” y que “nadie fue penalmente responsable de su muerte”. “Santiago estaba en el lugar donde lo vieron por última vez. Allí, él sólo, sin que nadie lo notara, se hundió”, sentenció Lleral.

Al conocer la noticia, la familia Maldonado cargó con los tapones de punta contra el juez y contó un hecho que, de ser realidad, es sumamente grave. Según el comunicado, Lleral habló con Estela, la madre de Santiago, para adelantarle el fallo y le dijo: “Estoy siendo extorsionado. Todo mi equipo y yo estamos siendo apretados para que cierre la causa. Por eso debo hacer esto”.

“La resolución anticipada por Infobae y Clarín en el día de ayer, sólo demuestra que estamos ante un crimen de Estado, ante una desaparición forzada seguida de muerte, donde cada una de las personas del Estado que intervinieron desde el 1 de agosto de 2017 hasta el día de la fecha en las causas 8232/2017 y 8233/2017, son responsables”, destaca el texto. Los Maldonado prometen seguir en su reclamo por Justicia y acudir a todas las instancias que resten en virtud de que se aclare lo que pasó.

El fallo llegó un día después de que el peritaje del DNI de Santiago indicara que estuvo 90 días bajo el agua. La familia había desautorizado ese análisis al momento de ser ordenado y lo consideró “nulo” antes de conocer el resultado. Todavía nadie supo explicar cómo hizo el cadáver de Santiago para desafiar las leyes de la física y aparecer 90 días después a 300 metros río arriba del lugar donde desapareció, moviéndose contra la corriente. No hubo tampoco explicación de por qué motivo no se encontró antes el cuerpo cuando el lugar donde apareció no era de gran profundidad y había sido revisado en varios rastrillajes por innumerable cantidad de personas.

La ministra Patricia Bullrich, por su parte, festejó la noticia y consideró que “la verdad le ganó al relato”. “Mintieron, quisieron engañar a la sociedad y generar miedo; hoy logramos dar un paso más hacia la Argentina de la ley y la verdad”, cerró la incombustible ministra.