suscripcion alreves.net.ar

“Son comunistas en las pérdidas y capitalistas en las ganancias”

Para Rodrigo Borras, el anuncio de LATAM con respecto a levantar los vuelos de cabotaje “estaba pensado desde un principio”. El representante gremial de la Asociación de Personal Aeronáutico recordó que, si bien la empresa perdió alrededor de 130 millones de dólares en nuestro país a partir del 2018, el holding obtuvo ganancias por USD$800 millones a nivel regional en los últimos cuatro años. Además, señaló que la compañía nunca tuvo voluntad de diálogo ni con los sindicatos ni con el gobierno porque su juego es netamente financiero: beneficiar a sus accionistas y bajar costos despidiendo trabajadores en medio de una crisis inédita.

 Jueves, 18-junio-2020

La empresa chilena LATAM anunció que deja de operar vuelos de cabotaje en Argentina, a pesar de haber sido beneficiaria del Programa ATP y de haber obtenido ganancias -a nivel regional- de alrededor de 800 millones de dólares durante los últimos cuatro años.


El anuncio del fin de los vuelos de cabotaje en el país por parte de la empresa chilena LATAM no sorprendió a los trabajadores del sector. Si bien admitieron que se enteraron de la noticia por los medios de comunicación, desde la Asociación de Personal Aeronáutico (APA) advirtieron que era algo que “estaba pensado desde un principio”. En diálogo con Nada del Otro Mundo, Rodrigo Borras, prosecretario de relaciones institucionales del sindicato explicó que, si bien la compañía perdió alrededor de “130 millones de dólares en el país durante los últimos dos años”, el holding obtuvo ganancias por USD$ 800 millones a nivel regional desde el 2015 hasta la fecha.

“LATAM siempre se interesó por el mercado comercial de cabotaje argentino para sacar pasajeros y llevarlos a su mercado de distribución en el que los costos operativos son muchos más baratos que en Argentina”, detalló. “Todo con el visto bueno del gobierno de Mauricio Macri y sin dejar un peso en el país”, agregó. En ese sentido, el delegado gremial destacó que la firma aprovechó la crisis para acelerar este plan de cierre de las rutas nacionales, privilegiando siempre su juego financiero. “No podemos aceptar que nos descuenten el 50% del salario cuando vemos que, por un lado, terminan repartiendo dividendos de ganancias por más de 57 millones de dólares con los accionistas y, por otro lado, les depositan – en una sola cuota- 34 millones de dólares a los hijos de Piñera”, apuntó.

Ante el argumento de una presunta “dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual” que esgrimió la compañía, Rodrigo Borras calificó como “extorsiva” la actitud y aseguró que LATAM nunca demostró voluntad de diálogo ni con los sindicatos ni con el gobierno, a pesar de haber sido beneficiario del Programa ATP a partir del cual el Estado abonó parte del sueldo de sus empleados. “Estamos hablando de 1700 puestos de trabajo directos y de otras empresas vinculadas a LATAM que podrían salir perjudicadas”, añadió. “El gobierno no puede aceptar estas condiciones en las que la compañía deja de realizar vuelos de cabotaje, pero se queda con las rutas internacionales. Son comunistas en las pérdidas y capitalistas en las ganancias”, sostuvo.

“Exigimos al gobierno y al Ministerio de Transporte una reunión urgente para planificar una política aerocomercial sustentable para nuestro país”, consideró. En ese sentido, subrayó que “la revolución de los aviones” provocó “un desastre” en las empresas de aviación de Argentina. “Entendemos que el capital privado tiene un rol importante en la actividad, no podemos prescindir de él. La línea de bandera está cumpliendo un rol clave, pero también necesitamos que las empresas privadas continúen apostando al país. Pero no de una forma extorsiva”, concluyó.



NOTICIAS MÁS RELEVANTES