suscripcion alreves.net.ar

Super Macri Bros-

Hoy el juez Federico Villena ordenó la detención de 22 personas – ex agentes, espías y funcionarios- en la causa en donde se investiga el espionaje ilegal cometido desde la AFI durante el gobierno de Mauricio Macri. El magistrado tomó esta decisión al entender que se trata de una “organización criminal” con implicancias y roles estratégicos en el “Estado Nacional, Provincial y Local” que tiene posibilidades de intimidar a víctimas y/o a testigos “sea por sí, o por terceros".

 Martes, 30-junio-2020

La causa por espionaje ilegal que tiene a cargo el juez Federico Villena se acerca cada vez más al ex presidente Mauricio Macri. Hoy el magistrado ordenó la detención de 22 personas, entre ellas la ex coordinadora de Documentación de la Presidencia, Susana Martinengo.


En el marco de la causa en la que se investiga el espionaje ilegal cometido desde la AFI durante el gobierno de Cambiemos, el juez Federico Villena ordenó hoy la detención de 22 personas – ex agentes, espías y funcionarios – vinculados al grupo “Super Mario Bros”, al entender que se trata de una “organización criminal” con implicancias en el “Estado Nacional, Provincial y Local” que, debido a sus roles y funciones estratégicas, podrían intimidar a víctimas y/o a testigos “sea por sí, o por terceros”. Con ese argumento, el magistrado avanzó sobre Susana Martinengo – coordinadora de Documentación de la Casa Rosada, muy cercana a Mauricio Macri y a quien los espías le llevaban información -, Diego Dalmau Pereyra – ex director de Contrainteligencia de la AFI -, los ex agentes Jorge Sáez, Leandro Araque y Emilio Matta, y Alan Ruíz – ex funcionario de Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad – quien fue señalado como el jefe de la banda Super Mario Bros, entre otros.

La causa, que hasta ahora tiene 20 imputados y más de 50 víctimas – entre las cuales se encuentran políticos oficialistas y opositores a Cambiemos, líderes sindicales, gremiales y sociales, referentes de la iglesia y más de 400 trabajadores de prensa – reveló que los ex agentes habrían visitado 12 veces la Casa Rosada para llevar información de índole privada de las víctimas del espionaje con el objetivo de influir, a través de la opinión pública, en la situación personal, institucional, económica y/o social de esas personas. El abogado de Cristina Fernández, Gregorio Dalbón, apuntó contra Mauricio Macri. “No hay posibilidad de que exista un estado paralelo sin la anuencia del presidente”, remarcó a El Destape.

Por su parte, Leopoldo Moreau, presidente de la Comisión Bicameral de Fiscalización de Organismos y Actividades de Inteligencia, señaló que la asociación que existió “no era un grupo de cuentapropistas o de espontáneos”, sino que formaba parte de “una estructura que, probablemente, todavía está en condiciones de entorpecer la investigación”. En referencia a los testimonios de los ex espías que recibió en el Congreso, relató que intentaron desvincularse, se ampararon en “la obediencia debida” y dejaron muy comprometidos a los integrantes de la cúpula de la AFI. “Creo que la sociedad argentina se tiene que cansar de que un grupo de mafiosos se apropie del Estado y tenga de rehén a la democracia y a los ciudadanos”, lanzó a Radio Gráfica.

El escándalo es de tal magnitud que alcanzó niveles internacionales: hoy el diario New York Times publicó un artículo de opinión del periodista de La Nación – vigilado por la AFI – Hugo Alconada Mon titulado “Las lecciones que aprendí del año que me espiaron”. “Me siguieron, analizaron dónde vivo, en qué automóviles me muevo, cuál era mi nivel de vida y hasta fueron a la casa de mis padres —dos jubilados por arriba de los 70 años—. Queda más por salir a la luz; por ejemplo, si evaluaron colocar una bomba en la puerta de mi casa”, expresa el periodista en un fragmento de la nota.

NOTICIAS MÁS RELEVANTES