Tirar la piedra y esconder la mano

Mauricio Macri, el que buscaba "otros jueces que nos representen" cuando los fallos no le gustaban y que mientras fue presidente nombró a dedo a aquellos más afines en puestos clave para su gestión, ahora repudió por Twitter la marcha frente a la casa del juez Ricardo Lorenzetti.

 lunes, 28-septiembre-2020

Mauricio Macri repudió las marchas frente a la casa del juez Lorenzetti, pero se olvidó de las presiones, nombramientos de jueces y desplazamientos de magistrados y fiscales que ejecutió durante su presidencia.


Desde que dejó el poder Mauricio Macri aparece en los medios y redes sociales para sentar posiciones, opinar o dar sus puntos de vista en apariciones casi siempre provocadoras y muy pocas veces atinadas, como fue el llamado a salir a la calle a marchar por la “libertad”, en plena pandemia y con el pico de contagios avanzando sobre todo el país.

Esta vez, el ex presidente volvió a pronunciarse en menos de 280 caracteres, para pedir por la “independencia” de los jueces. Como en aquel refrán que habla sobre borrar con el codo lo que se escribe con la mano, Macri hizo borrón y cuenta nueva, luego de que durante su gestión habló abiertamente sobre presionar a los fiscales, sobre buscar jueces que los representen y “acordar” con la justicia lo que debía fallarse.

“La Corte debe fallar conforme a derecho, sin presiones de ninguna índole. No es bueno para la República afectar la tranquilidad de los jueces Rosenkrantz, Lorenzetti, Highton, Maqueda y Rosatti. Tenemos que respetar a la Justicia y dejarla actuar”, escribió en su red social, en referencia a la marcha que algunas horas atrás realizaron frente a la casa de Lorenzatti para reclamarle que no desplacen a los jueces Bruglia, Castelli y Bertuzzi, puestos por Macri en Comodoro Py.