“Muchas de las personas que mueren son sostén de hogar y eso también tiene un impacto económico”

Miguel Díaz, director del Hospital Rawson, confirmó el 100% de ocupación de camas en el nosocomio y calculó que, si el ritmo de contagios se mantiene igual, vamos hacia los 30 mil casos activos en los próximos 10 días: es decir, alrededor de 3 mil internaciones.

 lunes, 31-mayo-2021

Duele la pérdida de vidas: Córdoba acumula 3.863 decesos desde que comenzó la pandemia.


De acuerdo al último informe epidemiológico del Ministerio de Salud de Nación, Córdoba registró 3441 contagios – una cifra con sub-registros por corresponder a un fin de semana –lo que la ubica como la segunda provincia con más casos luego de Buenos Aires.

Los datos son escalofriantes: el Hospital Rawson, el de Niños, el Tránsito Cáceres y el Misericordia – entre otros – ya alcanzaron el 100% de ocupación de camas. A esto se suma una situación similar en establecimientos del interior como el Domingo Funes y las unidades sanitarias de Unquillo, Alta Gracia, Villa María, Villa Dolores, San Francisco y Río Cuarto, según el relevamiento sistematizado por nuestro compañero Gregorio Tatián.

“Esta situación era previsible porque hubo un 95% de ocupación de camas durante las últimas semanas”, explicó Miguel Díaz, director del Hospital Rawson. En diálogo con Nada del Otro Mundo, el infectólogo advirtió que se aproximan días de mucha presión sobre el sistema sanitario. “En 10 días y con este ritmo de contagios, vamos a tener 30 mil casos activos y la estadística dice que alrededor del 10% va a necesitar internación”, remarcó.

Por otro lado, el especialista hizo hincapié en las terribles secuelas económicas y sociales que dejan las miles de vidas que se pierden producto de la pandemia. “Muchas veces, las personas que fallecen son sostén de hogar de muchos convivientes y trabajan en el sistema informal”, subrayó. “Cuando uno habla del impacto económico y social económico, también está hablando de esto”, aclaró.

Si bien expresó su deseo de que el personal de salud no tenga que elegir “a quién salvar y a quién no”, fue contundente en su pronóstico. “Si la curva de casos se mantiene, vamos a asistir a situaciones dramáticas como las que han sucedido en otros lugares. Uno puede agregar camas, pero se necesita personal de salud especializado para atenderlas”, concluyó.