Toda la culpa es del cambio climático

A pesar de que el 95% de los incendios son intencionales, Laura Rodríguez Machado responsabilizó al cambio climático por las más de 300 mil hectáreas que se quemaron durante este año en nuestra provincia. La “facilitadora de pasajes aéreos” comparó al fuego con un virus y cargó contra la mentalidad “hippie chic” que responsabiliza al capitalismo por todo sin fundamento. Hoy, finalmente, se aprobó la modificación a la Ley del Manejo del Fuego.

 viernes, 4-diciembre-2020

La senadora cordobesa y vicepresidenta del Pro, Laura Rodríguez Machado, culpó al cambio climático y a la sequía para oponerse a las modificaciones de la Ley del Manejo del Fuego.


Con 41 votos positivos y 28 negativos, el Senado de la Nación aprobó hoy las modificaciones a la Ley del Manejo del Fuego que prohíbe la venta de terrenos incendiados, ya sea intencional o accidentalmente, entre 30 y 60 años para evitar prácticas especulativas y emprendimientos inmobiliarios. En medio del debate, Laura Rodríguez Machado – la facilitadora de pasajes aéreos – apeló al cambio climático para explicar lo sucedido con las más de 300 mil hectáreas que se quemaron durante este año en Córdoba. “En los incendios de sexta generación el fuego es como si fuera un virus, donde se crean tormentas tremendas y, los bosques estresados, tienen material disponible para quemar”, aseguró la senadora.

A pesar de que el Servicio Nacional del Manejo del Fuego determinó que el 95% de los incendios son intencionales, la legisladora minimizó la responsabilidad humana. “Puede ser que en algunos casos los incendios se produzcan por el accionar del hombre”, admitió. “Hay un estado de sequía en el interior que, desde una maquinaria agrícola que toca el borde del asfalto hasta aquellos que por descuido dejan un asadito sin hacer, se puede armar un incendio”, explicó.

En lo que pareció ser una defensa de los sectores agropecuarios e inmobiliarios, apuntó contra el pensamiento “hippie chic” que, por su “sesgo ideológico”, señala a estos grupos como los principales destructores de los bosques nativos en nuestro país. “Son aquellos que prejuzgan sin saber, sin fundamento y que piensan que siempre el problema es el capitalismo”, sostuvo. Sin otro argumento novedoso, dijo que el proyecto era “cero federal”, “inconstitucional” y que afectaba el derecho a la propiedad privada. “No penalicen el cambio climático”, lanzó. “No resiste análisis, no conocen el Interior, no saben por qué se arman los incendios”, finalizó sin brindar una respuesta al tema.