Despejado

30°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

“Todo lo que hacemos es por los pibes”

"Uno trata de tener entereza. Somos docentes y lo que hacemos es por lo pibes", afirmó, conmocionada por el ataque sufrido, la maestra Corina De Bonis. "No criticamos ni al gobierno actual ni al que se fue, nuestra bandera son los pibes, nada más", explicó, y dijo que seguirán con las ollas para dar de comer a los chicos.

 Viernes, 14-septiembre-2018

Corina sufrió una sesión de tortura: le envolvieron la cabeza con una bolsa y le grabaron el abdomen.


Corina De Bonis, la maestra de una escuela pública de Moreno (provincia de Buenos Aires) que fue secuestrada y torturada por desconocidos que la llevaron de su escuela, sostuvo ayer que todo lo que hace ellas y otros docentes “es por los pibes”.

Lo que sufrió Corina fue una sesión de tortura: le envolvieron la cabeza con una bolsa de plástico, que es lo que se llama “submarino seco” y le grabaron en el abdomen con un punzón la frase “Ollas no”.

“Nosotros no tenemos bandera política, no criticamos ni al gobierno actual ni al que se fue, nuestra bandera son los pibes, nada más. Hacemos todo por los pibes, no por beneficio propio ni de nadie. Enemigos no tenemos o no lo sabemos. Indefectiblemente a alguien le molesta”, sostuvo, en su primer contacto con la prensa tras lo sufrido.

Corina es una de las maestras de Moreno que participa en las ollas populares con que las escuelas dan de comer a los chicos de la zona, golpeados por la recesión, la pobreza y la inflación. En esta localidad hace cinco semanas murieron dos docentes por la explosión de una garrafa en una escuela pública.

“Uno trata de tener entereza. Somos docentes y lo que hacemos es por lo pibes. Recibí muchos llamados de apoyo, pero me los voy a guardar”, contó la mujer, de 47 años.

“Primero nos rayaron los autos y después vinieron por nosotras. No puedo dar detalles del episodio porque nos pidieron de la fiscalía que evitemos hablar del tema porque están investigando. Quiero tener fe en la Justicia de que esto se va a revolver“, dijo.

La docente recordó que las amenazas vía telefónica o por carta comenzaron el 28 de agosto, cuando la comunidad educativa comenzó a realizar una olla popular para enriquecer el Servicio Escolar Alimentario (SEA) que proveía a los chicos una vianda fría. “La olla no la dejamos y seguimos dando de comer con el apoyo de los compañeros con donaciones (…) Recibimos una tercera amenaza en la que nos decían que la próxima (olla) va a tener que hacerse en Güemes y Roldán, que es el lugar en donde está el cementerio municipal”, aseguró la maestra.