Todo tiene un límite

El ministro Martín Guzmán definió la situación de la negociación de la deuda en una columna publicada en el diario británico Financial Times y les dijo a los acreedores que "ya no hay lugar para las ilusiones". La oferta del gobierno se mantiene firme y, según el economista, no implica que los bonistas pierdan sino "que ganen menos".

 lunes, 4-mayo-2020

El ministro de Economía, Martín Guzmán, les dijo a los acreedores que "no tenemos cómo pagar más".


Mientras algunos de los acreedores de la deuda argentina ya se pronunciaron en contra de cualquier negociación que reduzca sus potenciales ganancias, el gobierno nacional sostiene posiciones y, en una columna publicada por el diario británico Financial Times, el ministro Martín Guzmán hizo una defensa cerrada de la posición de la propuesta presentada.

“Debo ser explícito y claro: no tenemos cómo poder pagar más”, escribió Guzmán, en referencia al delicado equilibrio logrado en la elaboración de la propuesta de pago presentada ante los bonistas, con quienes se está negociando una deuda pública de 66.000 millones de dólares. “uestra oferta incluye un período de gracia de tres años, una reducción del 5,5% del capital de los bonos y una reducción del 62% de los pagos de intereses. Esto deja a los acreedores con un cupón de bonos promedio de 2,3%, en comparación con su promedio actual de 7%, el cual no es bajo considerando el escenario internacional actual de bajísimas tasas de interés. En resumen, no estamos pidiendo a nuestros acreedores que pierdan, sino que ganen menos”.

“Ya no hay lugar para las ilusiones. En el mundo del nuevo Covid-19, no podemos seguir gastando el 20% o más de los ingresos públicos en el pago de la deuda, tal como han pedido efectivamente algunos acreedores. Es simplemente imposible”, apuntó Guzmán, y agregó que “forzar una mayor austeridad para pagar más no solo sería desastroso en términos económicos, sino también inaceptable política y moralmente”.