“Todos los argentinos estamos en libertad condicional”

El sociólogo y politólogo Atilio Borón dio un sombrío panorama sobre el escenario actual de la Argentina. Aseguró que “el debido proceso quedó como una figura histórica”, dijo que Macri es “el hazmerreír mundial” cuando sale al exterior. Vaticinó que en el país “va a haber un conflicto grave”.

 viernes, 24-agosto-2018

Atilio Borón criticó duramente al presidente por el nulo nivel político de sus actuaciones en el exterior.


Tras los allanamientos a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y en medio de una crisis económica –y cada día más social y política-, Atilio Borón mostró su preocupación por lo que está pasando en nuestro país. Respecto al caso de las fotocopias y sus derivados –allanamientos incluidos- consideró que “hay un deterioro acelerado del Estado de derecho en la Argentina” y que “el debido proceso quedó como una figura histórica, sin vigencia”.

“Todos los argentinos estamos en libertad condicional. Basta con que te hagan una acusación y aparezcas en la primera plana de uno de los diarios concentrados para que te lleven preso. Después se ponen a ver si hay pruebas”, disparó el sociólogo. Por otro lado, consideró que lo sucedido en los allanamientos a Cristina, donde no se permitió la presencia de su abogado, “es una aberración jurídica”. “Se hizo como en la época de la dictadura: antes entraba un grupo de tareas y ahora guardan un poco las formas pero en la sustancia el atropello a los derechos se consuma de la misma manera”, expresó.



Respecto a la cuestión económica, manifestó que “vamos en caída libre”. “Estamos en un avión que se está viniendo abajo y el piloto está entretenido recordando las hazañas de jugadores colombianos que jugaron en Boca”, ironizó, recordando los dichos del presidente en su última visita a Colombia. Conocedor del contexto internacional, Borón aseguró que “somos el hazmerreír mundial” ya que en sus reuniones con líderes mundiales “nuestro presidente de lo único que habla es de fútbol en el contexto de un mundo convulsionado como este”.

El politólogo vaticinó que “lo que va a pasar es que va a haber un conflicto tremendamente grave en Argentina y ojalá no sea violento”. Dijo que Macri “no es consciente de que está parado arriba de un polvorín” y que “la lava va subiendo y él está feliz en su mundo”. Por último, deslizó que “los aplaudidores profesionales pretenden tapar todo con el escándalo de la corrupción”. “Ha desaparecido de las noticias, o lo que yo llamo ‘cariñosamente’ la canalla mediática, el tema de los aportantes truchos”, recordó para cerrar.