“Tomó por sorpresa al mundo”

El prestigioso médico infectólogo argentino, Pedro Cahn, remarcó que ningún país del mundo esperaba la rápida expansión del coronavirus. Sostuvo que todos los casos que se registraron en nuestro país son “importados”, lo que significa que el país está aún en la fase de contención de la epidemia en donde no es relevante la cantidad de infectados. También se refirió al dengue como “un problema mucho mayor” para Argentina teniendo en cuenta la cercanía con Paraguay en donde ya hay más de 200 mil personas con esta enfermedad.

 miércoles, 11-marzo-2020

Pedro Cahn, reconocido médico infectólogo y símbolo de la lucha contra el HIV, fue convocado por el gobierno para delinear políticas de prevención del coronavirus en nuestro país


El médico infectólogo y Director Científico de la Fundación Huésped, Pedro Cahn, fue uno de los especialistas que ayer participó de la reunión multidisciplinaria en Casa Rosada junto al presidente Alberto Fernández, el ministro de Salud Ginés González García, y la secretaria de Acceso a la Salud Carla Vizzotti. El gobierno nacional convocó a diversos profesionales de la salud para evaluar, delinear y coordinar medidas sanitarias tendientes a la prevención y combate del coronavirus en nuestro país. “Nos invitaron por considerarnos, con triples comillas, expertos que podíamos colaborar con estos primeros casos en Argentina”, aclaró Cahn respecto al carácter novedoso y desconocido del virus que apareció por primera vez en China.

“El coronavirus tomó por sorpresa a todo el mundo”, remarcó quien es reconocido como símbolo de lucha contra otro terrible virus: el HIV. “¿Alguien cree que Italia esperaba ser el tercer país del mundo con el mayor número de casos y con cerca de 500 personas fallecidas?”, cuestionó durante una entrevista a Futurock. “Nadie esperaba una expansión tan rápida desde China”, afirmó el especialista. En ese sentido, explicó que todos los casos detectados en nuestro país son importados (contrajeron la infección en el exterior) y que no se han registrado brotes autóctonos del virus (personas contagiadas pero que nunca viajaron al exterior y que tampoco tuvieron contacto con personas que tenían diagnóstico positivo de coronavirus). “En la medida que sean casos importados, es poco importante si son 7, 19 o 33, porque eso nos mantiene en la fase de contención de la epidemia”, explicó.

“Estamos tratando de ganar tiempo porque es posible que ocurra”, argumentó el médico respecto de la posibilidad de un coronavirus autóctono. En consecuencia, confirmó que ayer se reforzó la lista de países desde donde regresan las personas que deben cumplir con los 14 días de distanciamiento social. “A China, Japón, Corea del Sur e Irán, se le agregó ahora todo el continente europeo y EEUU”, detalló. Con relación a la grave situación que atraviesa Italia, Cahn sostuvo que es difícil determinar cuál fue la causa de la epidemia, pero recordó que ese país había sufrido un drástico proceso de ajuste que provocó la reducción de su planta sanitaria. “No estoy seguro, pero quizás esa realidad no ayudó a combatir la enfermedad”, comentó.

Consultado por el dengue, consideró que representa “un problema mucho mayor” que el coronavirus en este momento. Sin embargo, subrayó que comparte con el coronavirus la necesidad de que los ciudadanos participen activamente en la prevención y combate de la enfermedad. “Así como le piden a la gente que regresa del exterior que cumpla la cuarentena, también en el caso del dengue lo que se les recomienda es descacharrar: sacar todos los reservorios de agua donde se cría la larva del mosquito”, indicó. “Paraguay tiene más 200 mil casos de dengue, el sistema está muy complicado y queremos evitar que la enfermedad se extienda más”, concluyó.