suscripcion alreves.net.ar

Tres años de despidos acumulados

La emblemática fábrica de aviones FADEA, única en el país dedicada a la fabricación de aviones militares, viene sufriendo despidos – en cuenta gotas – de gran parte de su planta desde el año 2016. Señalada por el ex presidente Mauricio Macri como un “aguantadero de la política” y pensada como “un gran taller de mantenimiento” por el ex ministro de Defensa Oscar Aguad, la empresa expulsó a 450 trabajadores calificados y más de 100 se han ido con retiros “no tan” voluntarios. Sin respaldo gremial, los trabajadores acudieron a ATE como sindicato apadrinador para pedir la reincorporación de 160 empleados y denunciar la política de vaciamiento y de reemplazo. “Han tomado alrededor de 300 personas como monotributistas y con sueldos que duplican los nuestros”, reclamaron.

 Lunes, 13-enero-2020

El ex presidente Mauricio Macri junto al ministro de Defensa, Oscar Aguad, y al ex directivo de FADEA Antonio Beltramone despidieron a 450 trabajadores de la fábrica de aviones emblema de Argentina


Con antigüedades que van desde los 42 años hasta los 6 años, 450 trabajadores de FADEA fueron despojados de su trabajo entre el año 2016 y 2019. El plan fue paulatino, para que no quedaran huellas de estos despidos y con el objetivo de que no se notara el vaciamiento de la empresa. Además, se produjo el reemplazo de estas personas por otras que fueron tomadas como monotributistas y bajo convenios colectivos de trabajos totalmente ajenos a la actividad aeronáutica. El punto más profundo del “ajuste” fue llevado adelante por el ex presidente de FADEA, Antonio Beltramonte, quien era conocido en el ambiente como “el destructor” porque venía de realizar una gestión de despidos similar en FIAT, con métodos poco ortodoxos como “sacar a los trabajadores en andas o con la policía”, según relatan los empleados. Fue recomendado por Gustavo Lopetegui – ex secretario de Energía de la Nación – y Hernán Lombardi – ex titular de Medios Públicos -, conocido por su éxito al momento de vaciar la agencia de noticias del Estado, Telam, durante el gobierno de Mauricio Macri. “FADEA debe continuar siendo estratégica para el Estado, pero sin costarle dinero extra”, había declarado Beltramone cuando asumió la dirección de la fábrica.

Uno de los trabajadores despedidos sin causa, Lucas Arce, explicó a este portal que este ajuste se fue apoyando en el discurso que predominó durante los últimos cuatro años de gestión macrista con relación a las empresas estatales. “Dijeron que había alrededor de 400 personas que habían ingresado por el kirchnerismo, lo cual es mentira”, señaló. “Beltramone dijo que con 60 personas se podía hacer el trabajo de 180”, recordó y, al mismo tiempo, negó esta postura porque “durante 14 años me levanté temprano para ir a trabajar”. Por su parte, Eva Cáceres – profesional que trabajaba como aseguradora de calidad – indicó que “hasta antes de ser despedida, hacía horas extras”, desvaneciéndose así la idea de que “no había trabajo para hacer”. Ambos trabajadores denunciaron “un total y absoluto abandono de los gremios” – STA, APA y APTA – que no mostraron interés en defender la fuente laboral, sino que simplemente se “preocuparon” porque les liquidaran bien las indemnizaciones. “Una falta de representación muy grave. Fueron cómplices de estos despidos”, aseguró el trabajador.

Por otro lado, Arce remarcó que, con esta gran cantidad de despidos acumulados, FADEA ha prescindido de personal muy calificado y con alto grado de especificidad en las tareas necesarias para la fabricación de un avión. “Han echado a ingenieros y técnicos con mucha formación”, afirmó. En ese sentido, subrayó que la pérdida es importante si se tiene en cuenta que la fábrica es la única en el territorio argentino que produce aviones militares. “Se piensa que los aviones militares sólo son necesarios en el caso de que haya una guerra, pero la realidad es que dota de aviones al espacio aéreo para que esté controlado”, detalló. Además, agregó, que quienes se quedaron sin trabajo, cuando van a entrevistas laborales no los toman porque están “sobrecalificados” o porque consideran que tienen una edad muy avanzada. “Sabemos que han ingresado 300 personas nuevas aproximadamente, que no tienen la formación adecuada para fabricar un avión y con sueldos que duplican, en algunos casos, lo que teníamos nosotros”, afirmó Cáceres. “Es muy grave todo lo que están haciendo”, coincidieron.

Descargar el Informe de importancia de funciones de FADEA.

ATE presente, gremios aeronáuticos ausentes

Frente al desamparo de los tres gremios de FADEA, los trabajadores despedidos se organizaron y consultaron con el sindicato de ATE a nivel nacional, teniendo en cuenta que “el 95% de las acciones de la fábrica son estatales”. “Sabíamos que habían logrado reincorporaciones en el INTA, así que nos comunicamos y nos ofrecieron el establecimiento en Córdoba para realizar una reunión”, explicó Arce. Ahora estos 160 trabajadores forman parte de COREDMA – un grupo de personas despedidas bajo la gestión de Macri – exigen que les devuelvan sus puestos de trabajo.

trabajadores despedidos fadea alreves.net.ar

En febrero esperan poder concretar una reunión con las futuras autoridades de la fábrica – Mirta Iriondo, Horacio Viqueira, Carlos Vicente o Franco Giuggioloni son algunos de los nombres que suenan como posibles directivos – y lograr la reincorporación en pos de la “reactivación de la industria para la Defensa” que sostuvo el ministro Agustín Rossi cuando asumió su cargo. En paralelo, muchos trabajadores iniciaron juicio por la ART y por la liquidación salarial que estaba mal hecha. “Trabajé 14 años en la fábrica, estuve suspendido 9 meses y luego me despiden. No pude cobrar el fondo de desempleo y la indemnización quecobre fue mucho menor a la que me correspondía”, concluyó Arce.

Descargar la Carta de un trabajador despedido.