Trump, el imperialismo sin frenos

El presidente norteamericano lanzó duras amenazas a Venezuela y les dijo a los jefes de las fuerzas armadas del país caribeño que se robaron miles de millones de dólares y que “si continúan apoyando a Nicolás Maduro van a perder todo”. En un discurso al borde de la locura, dijo que “los días del socialismo están contados, no sólo en Venezuela sino también en Nicaragua y en Cuba”.

 martes, 19-febrero-2019

Donald Trump dio un discurso de tintes delirantes y megalómanos.


El presidente norteamericano Donald Trump pronunció un discurso exacerbado en el que amenazó sin pudor a Venezuela. El empresario republicano que ocupa la Casa Blanca dio un discurso en Miami –bastión de los venezolanos antichavistas al igual que de cubanos anticastristas- y se dirigió a los altos mandos de las fuerzas armadas de Venezuela: “Sabemos quiénes son y sabemos dónde guardan los miles de millones de dólares que se robaron”.

“Pueden elegir entre aceptar la generosa oferta de amnistía del presidente Guaidó y vivir su vida en paz con sus familias y sus compatriotas o pueden elegir el segundo camino: seguir apoyando a Maduro. Si eligen este camino no encontrarán un refugio, no habrá una salida fácil. Lo perderán todo”, continuó Trump.

En una desvergonzada injerencia y demostración de poder imperial, Trump amenaza con una invasión militar a Venezuela. En esa dirección, les envió un mensaje a los militares del país caribeño al sostener que “están arriesgando su futuro y el futuro de Venezuela por un hombre que es controlado por los militares cubanos”. “Es un títere cubano”, remató.

El discurso de Trump tuvo momentos delirantes, como cuando lanzó que “el socialismo no respeta las fronteras”. “No respeta los límites ni los derechos de los ciudadanos o sus vecinos. Siempre está buscando expandirse, inmiscuirse y subyugar a los demás a su voluntad”, añadió, en lo que parece una descripción perfecta de la actitud de Estados Unidos no sólo en el conflicto venezolano sino en otros conflictos alrededor del mundo.

“Los días del socialismo están contados, no sólo en Venezuela sino también en Nicaragua y en Cuba”, disparó el presidente norteamericano.

El sábado es, como escribió el periodista uruguayo Aram Aharonián, “el día D”. Es que ese día Estados Unidos, junto con la oposición venezolana, intentarán ingresar a Venezuela una supuesta ‘ayuda humanitaria’. Será el momento de mayor tensión hasta ahora. Al respecto, el periodista Pedro Brieger recordó que “según la ONU, hay 7,7 millones de desplazados internos en Colombia” y se preguntó: “¿Estas personas también recibirán la ayuda humanitaria que manda Estados Unidos?”.