Despejado

30°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Tufillo a ajuste y privatización

"Tienen que sentarse para que Aerolíneas pueda volar sin pedirle plata al Estado nacional", fue la frase que eligió Macri para introducir el tema del ajuste en la compañía estatal. Enojado por las asambleas y las demoras en los vuelos, reprochó que "el Estado tiene que poner plata todos los meses para que funcione".

 Jueves, 8-noviembre-2018

Las asambleas de los gremios de Aerolíneas fueron la excusa para deslizar ajuste y privatización.


En la línea del “ramal que para, ramal que cierra” de los ’90, Mauricio Macri reprochó a los gremios aeronáuticos de Aerolíneas Argentina el aporte del Estado nacional a la línea de bandera, a la que comparó, en un absurdo político y empresarial, con las compañías privadas e incluso con las de bajo costo, que según él operan “sin ayuda del gobierno, o sea, de los ciudadanos de ese país que ponen plata todos los meses”.

“Desde que Aerolíneas se estatizó, el Estado tiene que poner plata todos los meses para que funcione. Todas las líneas aéreas que funcionan acá y la mayoría del mundo no requieren que los ciudadanos de ese país, en este caso los argentinos, pongamos plata todos los meses”, señaló Macri. Sin embargo, las líneas aéreas de bandera son deficitarias en el mundo entero, y reciben subsidios.

Los trabajadores de Aerolíneas están realizando medidas de fueza en reclamo de mejoras salariales. Por ese motivo, se suspendieron o se cancelaron unos 100 vuelos, lo que demoró a unos 18 mil pasajeros en todo el país. Macri profirió argumentos con tufillo privatizador, tras apuntar directamente a los empleados por el coste del sostenimiento de la empresa.

“Los gremios tienen que decir: ‘yo no quiero más que mi hija me pregunte por qué me tienen que bancar todos los demás. ¿Por qué no se hacen las cosas como hay que hacer en Aerolíneas para que no requiera del aporte de todos los argentinos?”, se preguntó. Y dijo -casi un preámbulo de un ajuste- que la empresa y los gremios tienen que sentarse a dialogar para que “Aerolíneas pueda volar sin pedirle plata al Estado nacional”.