Despejado

34°

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

Un descuentito para los amigos

Mauricio Macri, Juan José Aranguren y Javier Iguacel fueron imputados por la venta de dos centrales termoeléctricas presuntamente a precio vil. El precio estaba 400 millones de dólares por debajo del precio real y la empresa beneficiaria –como compradora- era Central Puerto, cuyo dueño no es otro que Nicolás Caputo.

 Lunes, 11-febrero-2019

'Los caballeros del tarifazo': mientras Macri y Aranguren (luego Iguacel) suben las tarifas, Nicky Caputo hace grandes negocios.


La Justicia investigará al presidente Mauricio Macri y a los extitulares de la cartera de Energía Juan José Aranguren y Javier Iguacel, por haber intentado vender las centrales termoeléctricas Ensenada de Barragán y Brigadier López muy por debajo de su precio real. La denuncia tiene su origen en una presentación realizada en noviembre pasado por los diputados del FpV Rodolfo Tailhade, María Emilia Soria, Fernanda Vallejos y Adrián Grana.

El decreto 882/2017 establece en su Artículo 6 la venta u otra forma de transferencia “los activos correspondientes a las centrales térmicas de generación eléctrica ‘Ensenada de Barragán’ y ‘Brigadier López’”. El documento lleva la firma de Marcos Peña, Juan José Aranguren y del presidente Macri.

Los diputados denunciantes detallaron que la central Barragán fue tasada por el Estado en más de 305 millones de dólares y un monto mínimo de oferta en efectivo de 229 millones de dólares y que la valuación oficial para Brigadier López fue de 207 millones de dólares con un mínimo de oferta en efectivo de 155 millones de dólares. Son 400 millones de dólares menos que el precio real.

“¿Cómo puede admitirse que el Estado Argentino enajene activos públicos estratégicos por casi 267 -Barragán- y 110 -Brigadier López- millones de dólares menos de lo que valían en 2012?”, se preguntan en la denuncia. Además, las centrales dan buenos dividendos: la de Barragán registró en 2017 –previo a la deducción impositiva- una ganancia de 121,4 millones de dólares; la de Brigadier López, 62 millones de dólares, según un dato que publicó Infonews.

En el proceso licitatorio aparece el nombre de la empresa Iecsa –la constructora de la familia Macri-, que junto a la española Isolux se había quedado con la obra de construcción de las centrales. Una parte de las obras quedaron sin terminar y Iecsa fue indemnizada por 1.600 millones de pesos.

Los otros imputados son: el presidente de Ieasa –exEnarsa-, Mario Dell Aqua; el director ejecutivo y gerente de termoeléctricas de Ieasa, Alberto Raúl Brusco; el gerente de control de proyectos de Ieasa, Adolfo Marcelo Piccinini; el expresidente de Enarsa, Hugo Balboa; y el primo de Macri, Ángelo Calcaterra, exdueño de Iecsa. La causa está a cargo del juez Daniel Rafecas, quien ordenó la investigación al fiscal Gerardo Pollicita.

La aparición de ‘Nicky’

Para completar el cuadro y cerrar el círculo, se conocieron las empresas que fueron preclasificadas para la compra de las termoeléctricas: Central Puerto –cuyo dueño es el amigo del presidente, Nicolás Caputo- fue la única habilitada para Brigadier López; en el caso de la usina de Barragán también apareció el nombre de Central Puerto, pero junto a otra preclasificada (la petrolera estatal YPF).

Días atrás, Rodolfo Tailhade dio a conocer un dato para entender la magnitud del negocio que hizo el amigo presidencial con la energía en Argentina: en los primeros nueve meses de 2018, el estado consolidado de resultados de Central Puerto marcaba una ganancia neta de 16.318 millones de pesos. Es decir, diez veces más de lo que había ganado en el mismo período de 2017, cuando la ganancia fue de 1.653 millones. El gobierno justifica los tarifazos que empobrecen las economías de las familias argentinas mientras los amigos del poder hacen negocios multimillonarios.