Juan Monserrat

 

columnista alreves.net.ar

Un nuevo ajuste jubilatorio, artero y desproporcionadamente injusto

 

En un nuevo triste capítulo previsional de nuestra provincia, el Gobernador Schiaretti impulsó un nuevo ajuste a las jubilaciones y pensiones de las y los cordobeses. A través de un vergonzoso trámite exprés que, aunque resulta legal, es ilegítimo e irrespetuoso con las y los trabajadores que han aportado toda la vida para tener jubilaciones dignas, el Gobierno Provincial nos asestó un nuevo golpe a los trabajadores provinciales.

Para las y los docentes esta nueva reforma modifica el cálculo del haber inicial para los nuevos jubilados (tomando los últimos 10 años en vez de los últimos 4); difiere dos meses los aumentos que reciben los activos, para los pasivos; y finalmente rebaja el cálculo de las pensiones que antes era del 75% del haber y ahora será del 70%.

Este nuevo manotazo a nuestras jubilaciones demuestra las tristes prioridades del Gobierno Provincial. A todas y todos los docentes que venimos sosteniendo a puro esfuerzo individual y colectivo, el Estado, en general, y el sistema educativo, en particular, en medio de la pandemia nos ha dado un nuevo mazazo. Si bien todos los Gobernadores tienen problemas financieros en el actual contexto, el único que ha decidido recortar derechos en medio de esta situación es el Contador Schiaretti.

El sistema previsional provincial para la docencia, producto de esta nueva reforma, resulta menos beneficioso que el Régimen Especial Docente vigente a nivel Nacional. Es incomprensible que en la decisión de ARMONIZAR el régimen previsional de Córdoba con el que rige nacionalmente, se obvie la existencia y plena vigencia del régimen especial de los docentes, y por las cuales la Caja de Córdoba recibe fondos del ANSES para el sostenimiento del denominado Déficit.

La Caja de Jubilaciones de Córdoba viene recibiendo del ANSES mensualmente, en tiempo y forma los fondos convenidos oportunamente, y que en cuyo cálculo se ha tenido en cuenta los costos que implican el pago de los beneficios de los jubilados docentes, como si los estuviese abonando el ANSES. No hay ningún tipo de argumento económico que pudiere justificar una nueva afectación de los derechos jubilatorios de las y los docentes jubilados y pensionados cordobeses. Los mayores recursos aportados desde la Nación para el pago de un régimen previsional docente han sido destinados al pago de Jubilaciones de Privilegio. Esto es una afrenta a todos los docentes. Es inaceptable.

Toda esta situación deja en claro que la decisión adoptada es francamente INJUSTA para con la docencia. El aprovechamiento de la pandemia como oportunidad política para cercenar derechos consagrados, que deberían ser tutelados por el Estado a través de la adecuada gestión de los recursos de la ciudadanía, daña a la democracia, al sistema institucional y la necesaria convivencia de los cordobeses para adoptar las mejores decisiones frente a un momento de excepción como el que atravesamos.

Desde la UEPC no consentiremos estos cambios jubilatorios y lucharemos contra los mismos. Por ello formalizaremos la solicitud de la apertura de ámbitos de debate y resolución con la Provincia para enmendar tan injusta decisión del Gobierno y de la Legislatura de Córdoba.