Un Punillazo en pleno centro

Córdoba volvió a salir a la calle, al igual que ayer por la educación pública. Esta vez, fue en defensa del medio ambiente y para visibilizar los efectos que el proyecto de la Autovía puede tener sobre el monte nativo.

 sábado, 1-septiembre-2018

Schiaretti fue el gran apuntado en las consignas, como esta que señalaba que la obra es un "ecocidio". (Foto: Pablo Sigismondi)


Como si se pudiera trasladar un paisaje, el espíritu del monte se hizo sentir en el centro de Córdoba. Organizaciones ambientales, con la Asamblea en Defensa del Ambiente de Córdoba Capital y las Asambleas Ambientales de Punilla a la cabeza, marcharon por las calles del centro con la esquina de Colón y General Paz como punto neurálgico.

Como ya es una costumbre en las movilizaciones por motivos ambientales, sobresalieron el color, el baile, los disfraces y las caracterizaciones. En los carteles estaban asentados los reclamos hacia el gobierno provincial, con el gobernador Schiaretti y el secretario de ambiente Javier Britch como blancos centrales de las críticas.

Desde la organización, destacaron la masiva concurrencia. Según calculan, más de 15 mil personas marcharon hoy en pleno centro de la ciudad reclamando que se modifique el trazado de la obra para que no afecte todavía más el bosque nativo. En el comunicado, los asambleístas consideraron que el proyecto de la Autovía tal como está “transformaría de forma negativa e irrecuperable el entorno en el que vivimos, con enormes riesgos para el ambiente y la salud”.

topadora punillazo alreves.net.ar

Una topadora en medio de la marcha hacía referencia a la violenta situación vivida la semana pasada, cuando los ambientalistas impidieron que las máquinas trabajaran y la policía respondió con agresiones.

Los reclamos de los manifestantes quedaron plasmados en un comunicado que fue publicado en las redes sociales. Piden un estudio de impacto ambiental acumulativo y ampliar la participación en el proceso de toma de decisiones, al tiempo que señalan que la nueva traza –tras las modificaciones realizadas en las últimas semanas “mantiene el peligro de remover el yacimiento de uranio” y que la obra “sigue destruyendo bosque de máxima categoría de conservación”. Por todo esto, solicitan que se den de baja las licencias ambientales de la Autovía.

La marcha contra la Autovía marca el pulso de un agosto donde Córdoba volvió a ocupar sus calles para reclamar, sacando a relucir su lado más combativo. Desde la vigilia a la espera de la votación en el Senado por la interrupción voluntaria del embarazo hasta hoy, pasando por las tomas y marchas en defensa de la Universidad y la educación pública -una de ellas tuvo 100.000 personas movilizándose-, nuestra ciudad demuestra que atraviesa un momento de gran ebullición de la discusión política.