Una banda no tributo

En el marco de una megacausa por evasión fiscal que investiga la Justicia Federal, quedaron imputados los intendentes de Mendiolaza, Daniel Salibi, y Cayetano Canto, de Saldán. Los municipios cordobeses están siendo investigados por la emisión de facturas apócrifas que podrían vincularse a transacciones ilegales realizadas con fondos públicos.

 jueves, 3-septiembre-2020

El intendente de Mendiolaza, Daniel Salibi, y el de Saldán, Cayetano Canto, quedaron imputados en una megacausa que investiga una asociación ilícita que evadió alrededor de 430 millones de pesos y que operaba en todo el país a través de facturas apócrifas. Foto publicada en el portal de Canal C.


A partir de las denuncias de contribuyentes – muchos de los cuales se vieron afectados por el robo de su clave fiscal – AFIP realizó una presentación ante la Justicia Federal en el año 2017. Frente a lo que resultó ser una “megacausa” por evasión fiscal que ronda los 430 millones de pesos, esta semana se concretaron más de 90 allanamientos en todo el país y se detuvieron a más de 30 personas que estarían vinculadas a una “asociación ilícita” que se dedicaba a la emisión de facturas electrónicas apócrifas para evadir impuestos como IVA y Ganancias.

Córdoba no se quedó afuera de la estafa. Hoy se conoció que fueron imputados por el delito de “defraudación por administración fraudulenta agravada” los intendentes de Mendiolaza y Saldán. Tanto el radical Daniel Salibi, como el peronista Cayetano Canto, se mostraron sorprendidos por la noticia y se pusieron a “disposición” de la Justicia para demostrar que tienen todo “en orden”. Según informaron medios locales, las facturas truchas que involucran a ambos municipios podrían responder a “transacciones ilegales con fondos públicos” y/o a contratistas que prestaban “servicios” a las comunas.

“Estamos para colaborar. Tenemos todo en orden: las órdenes de compra, las facturas electrónicas”, señaló el intendente de Saldán, Cayetano “El Pollero” Canto, a Canal 12. “Siempre hay un tribunal de cuentas de por medio, en el cual está la oposición al oficialismo que es quien fiscaliza y ve toda la facturación. Con lo cual, si hubiera habido alguna situación agravante o de sospecha, seguramente hubieran sido ellos los primeros en denunciar”, se defendió el jefe comunal de Mendiolaza, Daniel Salibi. Si se comprueba el delito por el cual quedaron imputados y, con el agravante de que son funcionarios públicos, podrían sufrir la “inhabilitación especial perpetua”, de acuerdo a lo que establece el Código Penal.