Una encuesta que mete miedo

El 60% de los residentes en AMBA (Area Metropolitana de Buenos Aires), donde se concentran 10 millones de votos, está de acuerdo con el Protocolo que autoriza a fuerzas policiales a disparar por la espalda, sin dar voz de alto y aunque el supuesto delincuente no porte armas. Así lo indica una encuesta reciente de la firma Management&Fit. Los varones, los mayores de 40 años y las personas con menos estudios integran el grupo que más apoya. Hay un sector que respalda aun asumiendo como ciertas las críticas sobre posibles casos de gatillo fácil.

 lunes, 10-diciembre-2018

Un estado represivo y con política de gatillo fácil no condice con las pretensiones externas del gobierno.


En el AMBA (Area Metropolitana de Buenos Aires), zona que incluye CABA y el Gran Buenos Aires, donde se concentran casi diez millones de votos, gana rotundamente el apoyo al protocolo del gatillo fácil de Patricia Bullrich, aunque la percepción negativa sobre el accionar en general de la ministra de Seguridad es superior a la positiva (45,4% contra 40%, con un 13% que respondió “regular”).

Así lo indica una encuesta de Management&Fit, consultora de Mariel Fornoni, que estableció que casi el 60% de los habitantes está “muy de acuerdo” o “algo de acuerdo” con que las fuerzas de seguridad federal puedan disparar as supuestos delincuentes sin dar voz de alto o sin que haya disparado antes. Casi el 40% está “algo en desacuerdo” o “muy en desacuerdo” con esa posibilidad.

El apoyo a la Resolución 956/18 de uso de armas prevalece entre los varones, mientras que la posición “muy en desacuerdo” se da proporcionalmente más en menores de 40 años y en sectores con nivel educativo medio y alto.

Pese a que casi el 60% acuerda con el paradigma Chocobar, sólo el 46,2% cree que mejorará la situación actual en el tema seguridad, mientras que el 33,5% considera que la situación “empeorará”. De hecho, un 23% de los que respondieron estar “algo de acuerdo” con la Resolución 956 sostuvo que no cree que mejore la seguridad.

De nuevo, los varones son los más optimistas en relación a los “resultados” de la medida, mientras que los más pesimistas son las mujeres, los menores de 40 años y las personas con estudios.

Gatillo fácil ¿y qué?

El sondeo de M&F dejó en claro que el 44,9% de los consultados está de acuerdo con las críticas planteadas por distintos sectores de la oposición, el derecho penal y hasta desde la ONU, en relación a que el nuevo Protocolo impulsará los casos de gatillo fácil policial. En tanto, un 46,6% está en desacuerdo con esas críticas, y un 8,5% no respondió la pregunta. Es decir que una parte de los que apoyan el nuevo reglamento cree acertada la afirmación respecto al impulso de los casos de gatillo fácil. Las mujeres se mostraron más de acuerdo con esa señalización y los mayores de 40 años más en desacuerdo.

La Resolución 956 fue publicada la semana pasada en el Boletín Oficial de la Nació y de inmediato entró en vigencia para las fuerzas de seguridad federal. Bullrich impulsó que CABA y las provincias adhieran a la misma para sus policías. El alcalde porteño lo hizo, pero un juez frenó su decisión. En cuanto a las provincias, hasta ahora ninguna de las “grandes” se mostró dispuesta a seguir a la ministra, al menos en el corto plazo.

Es electoral, pero…

Quizás lo más llamativo entre lo que revela la investigación es que el 61,9% de los consultados admite que el Protocolo es una medida impulsada por el Gobierno de Mauricio Macri pensando en las elecciones de 2019. Es decir que una parte importante de los que están de acuerdo o muy de acuerdo, apoyan aún creyendo que se trata de una estrategia electoral. Las mujeres, y los sectores con nivel educativo bajo están proporcionalmente más de acuerdo con el carácter electoral de la iniciativa.

Sin embargo, menos del 30% cree que el Protocolo beneficiará a Cambiemos en el próximo test electoral, mientras que el 25,2% opinó que el oficialismo será perjudicado por esta medida. En tanto, el 21,7% observó efecto neutro y un notorio 23,7% no contestó o no supo que contestar a la pregunta.

Mala imagen, pero por derecha

Por último, el sondeo que condujo Mariel Fornoni indagó en la imagen de la gestión de Patricia Bullrich al frente de la cartera de Seguridad. En AMBA, donde se concentra más del 30% de la población del país y donde se dan los mayores índices delictivos, la mirada sobre la ministra no es buena. El 45,4% calificó la gestión de Bullirch con un “mal o muy mal”, y a la luz de las respuestas sobre el Protocolo, es probable que las críticas sean por derecha. El 40% evaluó con un “bien” o “muy bien” la gestión de la funcionaria, y un 13,3 le puso un “regular”.

El voto positivo por Bullirch aumenta entre los varones, mayores de 40 años y votantes de Cambiemos, mientras que el aplazo aumenta entre las mujeres, menores de 40 años y votantes de Unidad Ciudadana.