Una plaga violenta

Además de brindar servicios de control de plagas, gestión ambiental y bromatología, la empresa Ecokil también ofrece golpizas a gremialistas que reclaman por los derechos laborales de les trabajadores. Desde el Sindicato Joven CIS de la CTA Autónoma denunciaron la brutal agresión que sufrieron Walter Camino y Vilma Martínez cuando fueron citados a una reunión con el director de la compañía.

 Jueves, 15-julio-2021

La empresa Ecokil SRL adeuda aguinaldos, no paga horas extras a sus trabajadores y permite la agresión a gremialistas.


El avance de las empresas sobre los derechos laborales de les trabajadores continúa intacta en medio de la crisis desatada por la pandemia. Pero hay firmas que tiran un poco más de la soga y, a través de la violencia física, también intentan amedrentar a quienes buscan defender a les laburantes.

Así ocurrió en Ecokil SRL, una compañía ubicada en barrio San Vicente dedicada al servicio de control de plagas, gestión ambiental y bromatología y que tiene como clientes a Mc Donald’s, Wall Mart, Farmacity, Fiat, entre otras firmas. Si bien las últimas noticias de la empresa refieren a una importante expansión durante la pandemia, todavía no abonaron el aguinaldo y ofrecieron hacerlo de manera fragmentada.

En ese contexto, desde el Sindicato Joven CIS CTA Autónoma coordinaron una reunión con el director de Ecokil, Juan Martín Pages, para acercarle el reclamo de 3 afiliados que trabajan en el sector de limpieza (el resto están agremiados al SOELSAC-CGT), desempeñan tareas en Aceitera General Deheza y ganan alrededor de 39 mil pesos. Pero ayer, cuando llegaron a las oficinas, fueron recibidos de la peor manera.

Denuncia Sindicato Joven Cis alreves.net.ar

Vilma Martínez y Walter Camino realizaron una denuncia por las agresiones recibidas en la empresa Ecokil.

“Nos recibe el director y nos dice que por razones de protocolo fuéramos al patio. Nos pareció raro porque no había sillas ni nada”, contó Walter Camino, secretario general del sindicato. “Allí nos advierte que no iba a hacer nada de todo lo que le estábamos pidiendo. Acto seguido, aparecieron 3 hombres y 3 mujeres, nos empezaron a insultar y a pegar brutalmente”, detalló en diálogo con Al Revés.

“Tengo 56 años y nunca me había pasado. Sufrimos una golpiza terrible. Las mujeres me golpearon en la cabeza y rompieron un vidrio cuando me empujaron”, relató Vilma Martínez, secretaria gremial. “No llegamos ni a explicar nuestros reclamos. No puedo creer que haya contratado matones para que nos peguen”, agregó quien fue víctima del brutal amedrentamiento.

Ojo morado Vilma de foto alreves.net.ar

Sobre la empresa pesa ahora una denuncia por lesiones leves que, dependiendo la evolución de los golpes y las consecuencias físicas, podría agravarse.

“Yo no hice nada, fueron estos”. Con esas palabras, testifican que el dueño de la empresa trató de desligarse de la paliza y de su vínculo con les agresores. De acuerdo a lo relatado por las víctimas, tanto Juan Martín Pages como su socia fueron testigos de la agresión. “No intervinieron para detener la golpiza”, certificó Vilma. “Llegamos a las 10:50 y a las 11:02 mi compañera estaba llamando a la policía. Fue todo muy rápido y premeditado”, analizó Walter.

Con una denuncia penal por lesiones leves, ya hay una causa judicial en curso. “Este señor que no quiere pagar a sus empleados porque, según él, ‘está en déficit’ ahora va a tener que gastar dinero en un abogado penalista para que lo defienda”, apuntó la sindicalista. “Ecokil no es un hotel que estuvo 15 meses frenado. Las empresas de limpieza estuvieron trabajando y AGD les pagó. ¿Por qué les van a desdoblar el aguinaldo?”, cuestionó el titular del gremio.

Desde Al Revés, intentamos contactarnos con la empresa para conocer su versión de los hechos, pero hasta ahora no logramos concretar la comunicación.

Aquí parte del testimonio de las víctimas