Una vida en recesión

La Argentina será el séptimo país con mayor caída económica per cápita de acuerdo a las proyecciones del FMI. Un informe privado destaca que, más allá de la profundidad del problema, es un dato histórico: una persona argentina de 30 años pasó el 40 % de su vida en recesión, un porcentaje comparable a los países menos desarrollados del planeta.

 martes, 4-junio-2019

La recesión de nuestro país provocada por el modelo macrista impacta de lleno en el mundo del trabajo.


Un informe de la consultora Ecolatina –a la que difícilmente se la pueda catalogar de ultraopositora- afirma que nuestro país podría ser este año la séptima recesión más profunda del mundo. Si bien destaca que “durante enero y febrero la actividad mostró en términos desestacionalizados un crecimiento no despreciable”, el documento indica que “el dato de marzo sorprendió negativamente al punto tal de obligarnos a ajustar nuestra proyección de crecimiento para el año”. Así, la proyección de caída del 1,4 % pasa a un porcentaje negativo de 1,7 %.

Esto, trasladado al cálculo per cápita, da una caída del 2,7 %, “dejándonos prácticamente en el mismo nivel de vida que el de una década atrás”.

“La contracción de 2.7% en nuestro PBI per cápita nos convierte en el séptimo país con peor performance económica en el mundo de acuerdo a las proyecciones del FMI, sólo superados por Venezuela, Guinea, Irán, Nicaragua, Sudán y Turquía. La pertenencia de Argentina a este grupo no solo es sólo coyuntural, sino que es parte de un comportamiento histórico”, indica el informe de Ecolatina.

En ese sentido, el documento repasa que desde 1950, el 35 % de los años fueron recesivos. “Un argentino de 30 años pasó 40 % de su vida en recesión y uno de 20 años pasó casi la mitad de su vida en esa condición”, detalla el informe, que agrega que estos números nos equipara con países como Congo, Irak, Siria o Zambia. “No es descabellado decir que Argentina es la economía más volátil del mundo”, concluye Ecolatina.

performance economica argentina alreves.net.ar

El gráfico difundido por Ecolatina muestra que Argentina está muy por detrás de otros países del continente (excepto Venezuela).

Futuro difícil

Para la consultora, la economía de nuestro países dependerá de lo que pase con el pago de la deuda pública, recordando que entre 2021 y 2023 la Argentina deberá pagar 52 mil millones de dólares, sin poder recurrir a nuevas tomas de deuda para financiar esos pagos, lo que obligaría a renegociar el programa con el FMI. Ecolatina remarca que, incluso si el próximo gobierno logra extender plazos pasando de un acuerdo “stand by” a un “programa de facilidades extendidas” –a costa de que el FMI imponga condiciones-, el repago también se vería complicado sin ajustes brutales.