Unos 5.000 y otros 5.000 millones

El gobierno publicó un decreto mediante el cual aumenta las partidas presupuestarias para este año en 412.752 millones de pesos. Está incluido un subsidio a las empresas de gas, que podrían llevarse por ese concepto casi 5.000 millones de pesos. Se oficializó así el pago retroactivo a las distribuidoras, que iban a pagar los usuarios y luego el gobierno hizo marcha atrás.

 viernes, 16-noviembre-2018

El Enargas empezará a distribuir los fondos el 1º de octubre de 2019.


El Ejecutivo nacional modificó el Presupuesto 2018 mediante un decreto, el 1053/2018, que amplía la autorización de gastos en diversos rubros por 412.752 millones de pesos para lo que resta de este período. Buceando en las casi 400 páginas del anexo que acompaña el decreto, se observa una planilla del Ministerio de Energía, bajo el programa “Formulación y Ejecución de Políticas de Hidrocarburos”, que habilita las transferencias a las empresas en concepto de compensación por la devaluación.

Son 4.882 millones de pesos, que se repartirán del siguiente modo: 781,2 millones para los productores de gas propano (convencional); 1.665,1 millones para el Plan Gas no Convencional; 2.236 millones para las empresas distribuidoras de gas; y 199,6 millones para el plan de fomento de producción Gas III.

“El Estado nacional asume, con carácter excepcional, el pago de diferencias diarias acumuladas mensualmente entre el valor del gas comprado por las prestadoras del servicio de distribución de gas natural por redes y el valor del gas natural incluido en los cuadros tarifarios vigentes entre el 1º de abril de 2018 y el 31 de marzo de 2019”, reza el decreto. Además, establece que luego del 1º de abril de 2019 “en ningún caso podrá trasladarse a los usuarios que reciban servicio completo el mayor costo ocasionado por variaciones del tipo de cambio”.

El decreto formalizó este pago retroactivo que generó mucha polémica cuando el macrismo buscó que lo pagaran los usuarios en 24 cuotas. Las diferencias acumuladas durante el período planteado en el decreto son de alrededor de 20 mil millones de pesos. Ese es el monto que deberá transferírseles a las empresas en 30 ‘cómodas’ cuotas. El Enargas será el encargado de asignar las partidas según cada prestadora. Las transferencias se harán a partir del 1º de octubre de 2019.