Vacuna, confusión y después

Al anuncio de la llegada de la vacuna rusa antes de fin de año, le siguieron idas y vueltas sobre su aprobación, el cuestionamiento a si podría aplicarse a mayores de 60 años y ahora una aclaración del gobierno de que todas las pruebas resultaron positivas en ese grupo etario.

 viernes, 18-diciembre-2020

La vacuna rusa Sputnik V sigue siendo evaluada en los mayores de 60 años y recién el 20 de diciembre se conocerán los resultados para ser aprobada finalmente su aplicación en ese grupo.


Las vacunas no llegaron, se estima que estarán antes de fin de año, el presidente ruso, Vladimir Putin dijo que él mismo no se aplicó la Sputnik V porque sus médicos le dijeron que no es segura para los mayores de 60 años, mientras el gobierno argentino sale a aclarar confusiones en medio de un panorama que por ahora sigue siendo de incertidumbre.

Desde el punto de vista científico, la vacuna rusa es equivalente en su efectividad a cualquiera de las otras que se están desarrollando y consiguieron ser aprobadas por los diferentes gobiernos, como el caso de la de Pfizer y la de Oxford. El punto es que las pruebas que se realizan sobre los grupos experimentales se realizan de acuerdo a edades y en la fase tres, que es la última que necesita superar la Sputnik para comenzar a aplicarse a toda la población, el grupo de mayores de 60 años sigue siendo evaluado, hasta ahora con óptimos resultados.

Sin embargo, la comunicación de este escenario no fue la más acertada y en el medio, la oposición y el caldo mediático que la sostiene echaron leña a un fuego destinado a oscurecer y sembrar dudas antes que a explicar en profundida el complejo procedimiento que debe atravesar la vacuna antes de ser aprobada en su país de origen y luego por la Anmat.

“Hasta ahora los datos analizados y la recomendación de utilización es hasta los 60 años. Nos informaron que ya evaluaron en el comité independiente a los mayores de 60. Lo han elevado al Ministerio de Salud, a la entidad regulatoria junto con Gamaleya y están terminando los últimos pasos para poder también aprobar el uso de esta vacuna en los mayores de 60 años”, dijo al vice ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, desde Rusia.

“Actualmente, el uso de la vacuna Sputnik V en la práctica médica habitual es posible en pacientes de 18 a 60 años. Para acceder a vacunar a mayores se 60, el desarrollador de la vacuna, el Instituto Gamaleya del Ministerio de Salud de Rusia, está realizando un estudio clínico adicional con la participación de 100 voluntarios mayores de 60 años, que, preliminarmente, muestra buenos resultados”, dijo también Alexey Kuznetsov, asesor del Ministro de Salud de la Federación de Rusia.

Uno de los adultos mayores que se la aplicó fue Oliver Stone, que se encuentra en Rusia realizando un documental y aprovechó el viaje para presentarse como voluntario para la Sputnik. “Todavía no sé qué tan efectiva es la vacuna rusa, pero he escuchado muchas reacciones positivas”, dijo el director de Asesinos por naturaleza. “No entiendo por qué se ignora en Occidente, la prensa simplemente guarda silencio sobre toda la información”, agregó.