Despejado

Córdoba
Capital

EN VIVO
NADA DEL OTRO
MUNDO
/ de 7 a 9 hs
suscripcion alreves.net.ar

“Vamos hasta el fondo con estas transformaciones”

Conmovida por la masiva y multicolor movilización de mujeres en todo el país, Dora Barrancos, socióloga, investigadora y referente feminista, analizó un 8 de marzo que será bisagra en la lucha por la igualdad de género. “Ayer quedó demostrado que hay una subjetividad nueva, con consignas muy consolidadas”. Se mostró optimista en relación a la legalización del aborto en Diputados, aunque reconoció que lo difícil “estará en el Senado”.

 Viernes, 9-marzo-2018


El 8M fue impresionante, conmovedor, por la masividad y la diversidad. Mujeres de todas las edades y sectores sociales se movilizaron a lo largo y ancho del país para exigir igualdad de derechos –económicos, laborales-, reclamar políticas públicas contra la violencia machista, y que el Congreso de la Nación trate el proyecto de legalización del aborto.

Dora Barrancos es una de las referentes feministas más reconocidas, con años de trayectoria académica y militancia en organizaciones feministas, y en diálogo con Nada del Otro Mundo, analizó el nuevo fenómeno social que ayer copó las calles argentinas: “Estamos físicamente cansadas, pero conmovidas espiritualmente, porque el mujerío se expresó en todo el país con consignas muy consolidadas”.

“La participación de mujeres jóvenes, adolescentes, marca que el movimiento reverbera y que no hay marcha hacia atrás. Es más, se potencia con consignas muy consolidadas”.

Dora Barrancos, socióloga, investigadora de Conicet y referente feminista.

Como muchas de las participantes, la socióloga resaltó “la participación de mujeres jóvenes, adolescentes, lo que marca que el movimiento reverbera y que no hay marcha hacia atrás, es más, la apuesta se ha redoblado, porque desde la primera marcha de Ni Una Menos en junio de 2015 a la de ayer, las mujeres nos hemos potenciado, inclusive ví muchos varones con los pañuelos puestos, muy emocionante”.

La manteca rancia

“Hay una subjetividad transformada, hoy la abuela no se la aguanta”, dice Barrancos sobre el cambio de actitud de las mujeres ante violencia machista. “Lo que ha aumentado no es la violencia, sino la visibilidad, las denuncias. Desde luego que hay ciertos rebrotes de sectores machistas, la manteca rancia como les digo, pero hay un notable crecimiento de la intolerancia social al maltrato”.

Un nuevo tiempo

Ante los anuncios de Macri de enviar un proyecto de equiparación salarial y de habilitar el debate por la despenalización del aborto, Barrancos señaló que el gobierno “huye hacia adelante y está fermentando un sentido que ni ellos han pensado”. Incluso sostuvo que en relación al aborto, “en el poroteo de Diputados, ganamos, el problema, lo difícil, está en el Senado”.

En este marco de transformaciones sociales, la investigadora de Conicet valoró que “hasta la iglesia está mucho más prudente que hace 20 años. El comunicado que sacó fue prudente, no habló de crimen ni de muerte en relación al aborto”.

“El problema de la igualdad salarial no está en la Constitución ni en los convenios, sino en la falta de oportunidades de las mujeres en ascender verticalmente en los trabajos. Faltan políticas públicas para que esa equidad sea posible en las instituiciones y en las empresas”.

Dora Barrancos, socióloga, investigadora de Conicet y referente feminista.

Sobre el proyecto de equidad que el Presidente anunció ayer muy astuto, consciente de la marea femenina que iba inundar las calles, Barrancos sostuvo que “ojalá pueda ir adelante”, aunque “el problema radica no en la ley, porque la Constitución y los convenios no hacen diferencias salariales, sino en la imposibilidad de las mujeres de ascender verticalmente en los trabajos, en las oportunidades de ascenso, ahí están los obstáculos”.

Para revertir esta desigualdad, la referente sugiere poner en marcha políticas públicas para que las tareas domésticas y el cuidado de la familia no recaigan básicamente en las mujeres: “Incentivos fiscales a las empresas que premien la equidad, ampliar licencias por paternidad y para cuidado de hijos, en fin, un set de políticas públicas para hacer efectiva la igualdad y las mujeres tengan oportunidades de ascenso, y eso es lo más difícil”.

Por último, y de cara a los nuevos desafíos del movimiento feminista, Barrancos afirmó que “los derechos se ganan en las encrucijadas históricas, y vamos a ir hasta el fondo en estas transformaciones”.