Verde no te quiero verde

A pesar que se duplicó el presupuesto de Higiene Urbana entre 2010-2020, el reciclado de la basura no superó el 1% en la ciudad de Córdoba. Para Raúl Montenegro, presidente de FUNAM, la actual gestión continúa el camino de las anteriores: le sobra pintura verde y le falta un programa de Basura Cero.

 jueves, 16-septiembre-2021

A lo largo de las diferentes gestiones municipales, la separación de residuos y el reciclaje tuvo poco éxito entre les cordobeses.


Qué hacer con la basura, cómo reducirla y de qué manera contribuir al cuidado del medio ambiente constituyen los grandes desafíos que enfrentó cada una de las gestiones municipales de Córdoba. A pesar de que el intendente Ramón Mestre (h) privatizó el servicio de recolección en el año 2013 con la idea de implementar un sistema de recolección diferenciada y tratamiento de residuos secos, la cosa no mejoró.

De acuerdo a un informe del Observatorio de Trabajo, Economía y Sociedad (OTES), se recuperó menos del 1% de los residuos antes de su disposición final en el período 2010-2020. Además, el relevamiento “Ingresos y Gastos de la Municipalidad de Córdoba”, destaca que – casualmente – el presupuesto del rubro Higiene Urbana fue uno de los que más creció durante los últimos 10 años: se incrementó en un 124% y el gasto pasó de $522 millones a $1.171 millones (medido en pesos constantes).



Consultado por Al Revés, el biólogo Raúl Montenegro cuestionó la falta de políticas interactivas con los residuos y habló de la necesidad de un programa de “basura cero”. “Acá lo que queda claro es que no hay una política bidireccional de reciclaje. No se trata solo de que cada uno recoja las partes recicladas en un lugar, sino de que toda la población forme parte del proceso”, opinó.

Si bien es cierto que existen los llamados Puntos Verdes, para el presidente de la FUNAM se podría aplicar un programa que favorezca la separación domiciliaria impulsando, por ejemplo, las composteras, entre otras herramientas. “Automáticamente podrías reducir toda la descarga de la parte orgánica”, señaló. A su vez, también consideró que es fundamental el sostenimiento de proyectos a lo largo de las gestiones municipales.

montenegro de foto alreves.net.ar

Raúl Montenegro, biólogo y ambientalista, cuestionó la ausencia de políticas estatales perdurables en el tiempo de recuperación de residuos en Córdoba.

“Hoy no hay formalmente un programa de basura cero que integre a todas las partes, incluidos los recolectores urbanos”, reflexionó. “Necesitas 20-25 años de política de Estado y que el programa se ejecute a rajatabla con la forma original. Y acá no pasa eso: cada gestión quiere traer su propio guion y generalmente viene asociado a determinadas iniciativas corporativas”, criticó.

En ese sentido, el activista ambiental recordó que en el predio de Potrero del Estado cercano a Bouwer – fuera del ejido urbano – hay alrededor de 12 millones de toneladas de basura que la municipalidad estuvo llevando durante todo este tiempo, en donde hay 8 fosas – de un total de 9 – que quedaron sin remediar: es decir, sin el tratamiento adecuado para que la contaminación sea la de menor escala.

“No solo hay que hacer sino que hay que terminar lo que empezaron las gestiones anteriores”, precisó. “La gestión actual municipal no difiere de las anteriores: tiene un gran tacho de pintura verde, pero lo que menos tiene es coherencia ambiental”, concluyó.

basura alreves.net.ar