Volver conectados

La viceministra de Educación de la Nación, Adriana Puiggrós confirmó el regreso del Plan Conectar Igualdad, impulsado en el año 2010 y desarticulado durante el gobierno de Mauricio Macri. La reconocida pedagoga dijo que se encontró con equipos descuidados, abandonados y algunos que fueron adquiridos, sorpresivamente, "luego de que se le pusiera fin al programa". Hasta el 2015, Conectar Igualdad había entregado alrededor de 5 millones de netbooks a docentes y estudiantes de todo el país con el objetivo de achicar la brecha digital, algo que el ex presidente Macri comparó bestialmente con “repartir asados gratis”.

 jueves, 2-enero-2020

El gobierno nacional lanzará nuevamente el Plan Conectar Igualdad luego de que el macrismo desarticulara este - y otros - programas inclusivos


El síndrome de tierra arrasada caló hondo en todas las áreas del Estado. Quienes gobernaron durante estos últimos cuatro años, fundamentaron su accionar básicamente en la “inutilidad” y el “costo económico” de las políticas inclusivas de la anterior gestión para así encontrar asidero al momento de desmantelar y derribar todo lo hecho hasta ese momento. Tal es el caso del Plan Conectar Igualdad, que fue impulsado en el año 2010 por la ex presidenta Cristina Fernández – y desarticulado completamente por Mauricio Macri durante su gestión- que buscaba reducir la brecha digital entre los estudiantes de los sectores más humildes de todo el país, además de proponer en el portal digital contenidos educativos y culturales para ser trabajados tanto en la escuela como en la casa junto a la familia.

En lo que sería ya un clásico de las últimas semanas, la viceministra de Educación, Adriana Puiggrós dijo haberse encontrado con “un panorama muy malo” y que “hubo una política de desguace del sistema”. En ese sentido y puntualmente en referencia al Conectar Igualdad, relató que se encontraron con equipos rotos, abandonados o que fueron adquiridos, llamativamente, “luego del fin del programa”. “El programa fue completamente desarticulado”, afirmó la reconocida pedagoga. Además, advirtió que en muchos casos fueron las provincias e incluso algunos municipios quienes se hicieron cargo de continuar con el plan ante la planificada desidia del gobierno nacional. “Tenemos la decisión de ponerlo nuevamente en marcha con los nuevos soportes, como los celulares que los chicos utilizan mucho, y complementándolo también con la campaña del Plan de Lectura”, aseguró Puiggrós. Pero aclaró que van a tardar algunos meses en que esto se concrete porque “están realizando inventarios” y “rearmando los equipos con los especialistas”, aunque consideró que en marzo podría volver el CI.

Desde el Observatorio de Políticas Públicas Educativas (OPPE) de ATE informaron que el número de netbooks entregadas durante el gobierno de Macri se redujo a 300.000 – hasta el 2017- frente a 1.500.000 de computadoras repartidas entre el 2014 y 2015. A la par de esta disminución feroz, denunciaron – entre otras cosas – el vaciamiento de las políticas socioeducativas que iban de la mano de la entrega de los equipos, además de la intención de negociar con empresas extranjeras – Microsoft, Google y Clarín – para ofrecer los servicios de conectividad al Estado– en primera instancia – y luego instalar contenidos educativos con tintes privatistas a través de software y hardware. “El ministerio había sido cambiado por un sistema mercantilista y de tercerización de función”, confirmó la viceministra Puiggrós.

Cabe recordar que el programa Conectar Igualdad intentó ser reemplazado por Aprender Conectados – donde el gobierno de Cambiemos se olvidó de incluir la palabra “igualdad” concienzudamente –al entender que “la entrega de equipamiento no era suficiente sino había conectividad”, algo que el ex presidente Macri comparó de manera bestial con “repartir asados gratis y no tener parrilla”. Lo cierto es que su plan se enfocó principalmente en hacer llegar internet a un 60% de las escuelas argentinas – cuya gestión ya contaba con avances realizados exclusivamente por las provincias – y en una entrega miserable de los equipos: en lugar de una computadora por alumno, Cambiemos entregó un equipo por escuela.