Volver precarizados

6
octubre
2021

Volver precarizados

Según datos de la OIT, entre el segundo trimestre de 2020 y los primeros meses de este año, emergieron nuevos trabajos en nuestro país, pero el 82% de estos forman parte del mercado informal.

La recuperación del empleo está teñida de negro. Más del 80% de los nuevos puestos surgidos durante los últimos meses forman parte del mercado informal. 

La precarización laboral no solo atenta contra los derechos de los laburantes sino que impacta de lleno en la economía de un país estrellado por las políticas neoliberales primero, asfixiado por la pandemia después, que hoy tiene a más del 50 por ciento de sus trabajadores en la informalidad.  

Mano de obra informal 

Las condiciones previas no fueron las mejores. El coronavirus encontró a Argentina con un 35,5% de pobreza, casi 9% de desocupación y un 40% de trabajo informal. 

A pesar de la prohibición de los despidos, la doble indemnización y el lanzamiento de programas como el ATP, el gobierno nacional no logró evitar la pérdida de unos 400 mil puestos de trabajo registrados que, a junio de este año, ya han sido recuperados en un porcentaje cercano al 70%.   

...
Vendedor ambulante

Con un año y medio de pandemia sobre las espaldas y una campaña de vacunación que podría considerarse – hasta ahora – exitosa, el problema continúa siendo la creación del empleo formal. 

De acuerdo al informe de la OIT, entre el segundo trimestre de 2020 y los primeros meses de este año, emergieron nuevos trabajos en nuestro país. Sin embargo, el lado oscuro de la realidad es que el 82% forma parte del mercado informal. 

“Hay que poner en contexto que este crecimiento del empleo informal se produce a la salida de la pandemia.” “El empleo más afectado había sido justamente el informal.”

Nicolás Pertierra, economista del Centro de E. Econ. y Soc. Scalabrini Ortiz.

A partir del entrecruzamiento de datos oficiales, más de 4 millones de personas habían quedado fuera de combate durante el segundo semestre del 2020. Con el repunte económico, se calcula que un millón de trabajadores/as volvieron al mundo del trabajo.     

Casualmente, para Pertierra, el escenario obliga a pensar en programas que favorezcan el paso de la informalidad a la formalidad entre los sectores más golpeados. Políticas específicas como la reindustrialización y la capitalización a los emprendimientos autogestivos/cooperativos son algunas de las soluciones que puede aportar el Estado. 

Apure ese motor 

Además de atentar contra la calidad del empleo, los derechos laborales y la seguridad social, el trabajo informal también impacta sobre las posibilidades de crecimiento de un país muy golpeado por las políticas neoliberales implementadas durante el macrismo y asfixiado por la pandemia. 

De hecho, durante el año pasado, Argentina registró una caída del PBI por debajo del promedio de los países de la región: un -9,9 frente a un -6,6. Con un 40,6% de pobreza y 10,7% de indigencia en la actualidad, la situación social requiere de soluciones rápidas y efectivas. 

La informalidad en Argentina llegaría al 46%: un porcentaje que para algunos abogados laboralistas estaría incluso por encima del 50% en la actualidad. 

Datos según el informe de la OIT “Abordar la vulnerabilidad en la Economía informal” del año 2019.

En ese sentido, desde la OIT remarcan la importancia de recuperar el aparato productivo y buscar el crecimiento económico con estabilidad. El lanzamiento de Potenciar Trabajo, Jóvenes y Registradas son por lo pronto prematuros signos que apuntan a formalizar el mundo laboral de dos de los grupos más afectados por la pandemia: las mujeres y los jóvenes. 

De esta manera, el gran problema que enfrenta el país es la salida de la pandemia con una recuperación del empleo precario que, en definitiva, continúa significando una estadía prolongada en la pobreza. 

 Temas 

22
octubre
2021

 Temas 

21
octubre
2021