Yo endeudo, nosotros reparamos

El gobierno lanzó un plan para estirar los vencimientos de letras y bonos y comenzó diálogos con el FMI para reperfilar la deuda. El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, deslizó que Alberto Fernández puso en riesgo “la estabilidad de todos los argentinos” y que “en el proceso electoral, los equipos en campaña pasan a formar parte del sistema”.

 miércoles, 28-agosto-2019

Hernán Lacunza insistió con la estrategia del gobierno de que la oposición comparta el peso de la cruz de su fracaso económico.


El ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, dio una conferencia de prensa en la que se dedicó a cargar la responsabilidad del momento económico que vive el país en las fuerzas opositoras y en la que también anunció un plan para estirar vencimientos de los compromisos financieros de nuestro país. “Todas las fuerzas políticas queremos ganar las elecciones, pero eso no es excusa para poner en riesgo la estabilidad de todos los argentinos. Tenemos que coincidir todos en preservar la estabilidad como un objetivo prioritario no negociable ni subordinado a ningún interés partidario”, dijo, en referencia directa a Alberto Fernández, aunque sin nombrarlo.

Para Lacunza, “a un hombre de Estado le pueden faltar algunas virtudes pero no la prudencia” ya que “hay 45 millones que pueden verse afectadas por sus palabras y sus actos”.

“En el proceso electoral, los candidatos de los equipos en campaña pasan a formar parte del sistema porque sus opiniones, sus promesas, sus discursos, sus tuits, dan señales sobre el futuro que los mercados ponderan en sus decisiones e inciden en variables como el tipo de cambio, la inflación, el riesgo país e inciden a la postre en el crédito, el empleo y sobre todo en la pobreza”, consideró Lacunza. Es decir: yo endeudo, pero ahora la responsabilidad de arreglar el lío es de todos, especialmente de los que no gobiernan.

Luego de las definiciones de tipo político, Lacunza anunció un plan para estirar vencimiento de letras y bonos que incluye además el inicio de negociaciones con el FMI para reperfilar la deuda. La primera medida es extender vencimientos de deuda a corto plazo (Letes y Lecaps) para inversores institucionales, no así para personas humanas, que son el 90 % de los tenedores. La extensión será de entre 3 y 6 meses. Por otra parte, se elevará un proyecto de ley al Congreso para promover extensión voluntaria de deuda bajo jurisdicción local, sin quita de capital ni intereses y se iniciará un proceso de extensión de plazos de bonos bajo legislación extranjera, también sin quitas.

Por último, llegó el anuncio respecto al FMI: “Hemos propuesto a ese organismo, y esa fue una de las sugerencias que recibimos por parte de fuerzas de la oposición y nos pareció prudente, razonable y oportuna, iniciar el diálogo para reperfilar los vencimientos de deuda”.

Reservas e inflación

Al igual que en su primera conferencia de prensa, Lacunza consideró que “el tipo de cambio actual está largamente superior al de equilibrio de largo plazo” y que eso garantiza la robustez del nuevo programa. “Las reservas están allí para ser usadas”, dijo el ministro, por lo que se prevé que se seguirán ‘quemando’ día a día a pesar de que el disponible real está en niveles alarmantes.

Por último, el funcionario evitó hacer un pronóstico de inflación, aunque adelantó: “Esperamos que a raíz de la devaluación de la semana post PASO, los precios hayan subido un escalón”.